Exigen investigar a policías por "sembrar" droga a reportero

sábado, 27 de octubre de 2012
XALAPA, Ver. (proceso.com.mx).- El presidente de la Comisión de Seguridad Pública del Congreso local, Francisco Lara Arano, exigió al titular de Seguridad Pública del estado, Arturo Bermúdez Zurita; a la Procuraduría General de la República y al Ministerio Público federal (MPF) investigar a los policías estatales que detuvieron al reportero Carlos César Hernández Sebastián de forma arbitraria y después lo consignaron “sembrándole” 10 bolsas de mariguana El miércoles por la tarde, el empleado del periódico AZ fue detenido por agentes estatales de las patrullas 1730 y 17118 mientras cubría un operativo contra pandilleros en el parque Juárez, en el centro de la ciudad. El reportero pasó la noche en la Academia de Policía de El Lencero, en donde fue privado de su libertad y sin derecho a realizar una llamada telefónica. Al día siguiente, fue consignado al Ministerio Público por portación de 10 bolsas de mariguana. La noche del jueves la PGR lo liberó bajo las reservas de ley y citó a declarar a los policías que le “sembraron” el enervante. La Dirección General de Comunicación Social, que un día antes lo había boletinado, reculó en la exhibición que hizo del reportero y decidió retirar el comunicado y fotografía donde presumía la detención del “periodista activo” en posesión de drogas. Lara Arano consideró que si esto ocurre con un trabajador de los medios de información que cuenta con los elementos para hacer “ruido” y ejercer su defensa, qué no pasará con los ciudadanos comunes y corrientes. “Es muy lamentable. Queda cuestionada la aplicación de la seguridad en Veracruz y vemos que la información de la detención del reportero no emana del titular de Seguridad, en este caso de Bermúdez, sino de un boletín que acusa y señala, entonces aquí habría que ver quién está metiendo autogoles en la Secretaría de Seguridad Pública del estado”, señaló el legislador. Francisco Lara Arano dijo que Bermúdez Zurita tendrá que jalar las riendas al interior de la dependencia que dirige y de una forma autocrítica plantearse: “¿Con quién estamos contando?”. “Hay varias aristas en la detención de un reportero y su inmediata liberación, después de poner en juego su honorabilidad, se tiene que investigar: ¿de dónde salieron las bolsitas de mariguana?, ¿de dónde las sacaron?, ¿quién las sembró?”, cuestionó. Desde el momento de la detención de Carlos Hernández y el hermetismo con el que lo manejó la oficina de prensa de la Secretaría de Seguridad Pública, el gremio periodístico mostró sus reservas en cuanto a la veracidad del boletín de la SSP, en donde, un día después, se aseguraba que Hernández Sebastián había sido detenido con 10 bolsas de hierba verde, al parecer mariguana. “Quienes conocemos al Flaco (apodo de Carlos Hernández) sabemos que no andaba en malos pasos y que tampoco se droga”, señalaron al unísono varios de sus colegas de la fuente policiaca. Hasta la fecha (cuatro días después de los hechos) ni la Dirección General de Comunicación Social, ni la Secretaría de Seguridad Pública le han ofrecido una disculpa pública al comunicador. “Se tendrá que hacer una investigación, porque la aplicación de la justicia es un tema muy delicado. Al reportero tendrá que pedírsele una disculpa porque se corre el riesgo de que en lo sucesivo lo vinculen con el crimen organizado”, dijo el presidente de la Comisión de Seguridad Pública del Congreso local.

Comentarios