Lucha contra el crimen no debe frenarse, ni desviarse: Poiré

jueves, 1 de noviembre de 2012
PUEBLA, Pue. (apro).- El secretario de Gobernación, Alejandro Poiré romero, dijo aquí que el gobierno de Felipe Calderón dejará la “mesa puesta” en cuanto a transformaciones fundamentales para reducir los índices delincuenciales y la impunidad, sin embargo, advirtió que la estrategia contra el crimen no debe de frenarse, ni desviarse, sino, por el contrario, se debe de aportar mayores recursos. Al hablar ante procuradores y fiscales que participan en la XXVIII Conferencia Nacional de Procuración de Justicia, aseguró que un hecho que supuestamente demuestra que la estrategia que aplicó el actual gobierno federal ha dado resultados, es que en el primer semestre de este año la violencia registró una reducción del 4% comparada con el 2011. “Hay avances, sin embargo el paso no debe frenarse ni desviarse", declaró el funcionario, "la mesa está puesta, las transformaciones fundamentales ya se han dado, ahora toca a ustedes continuar con el esfuerzo”, agregó. El funcionario consideró que lo aplicable en el futuro es que se destinen mayores recursos para el combate al crimen y a la impunidad, y que esos recursos se usen con transparencia y participación de la sociedad. Dijo que los cambios fundamentales ya se hicieron como la depuración policíaca, la capacitación, las reformas constitucionales, los cambios a la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, los acuerdos del Consejo Nacional de Seguridad Pública, entre otras medidas que se tomaron en este sexenio. El funcionario afirmó que si la violencia se incrementó en México en los últimos años, se debió a causas internas y externas, como fue el hecho de que las organizaciones criminales aprovecharon la globalización. En el mismo acto, Poiré Romero felicitó a Marisela Morales por haber dirigido la Procuraduría General de la República en momentos “verdaderamente complicados". Poiré recalcó que los estados y municipios del país están obligados a depurar a 43 mil policías que no pasaron las pruebas de control y confianza, y que aún siguen en las corporaciones sin estar capacitados para brindar seguridad a la población.

Comentarios