Denuncian nulos avances en la investigación del homicidio del periodista Armando Rodríguez

martes, 13 de noviembre de 2012
CHIHUAHUA, Chih., (apro).- Al cumplirse cuatro años del asesinato del periodista Armando Rodríguez Carreón, El Choco, la Red de Periodistas de Juárez denunció el nulo avance en las investigaciones para dar con los autores materiales e intelectuales del crimen perpetrado el 13 de noviembre de 2008. “El presidente Felipe Calderón Hinojosa mintió abiertamente al señalar, en septiembre de 2010, que el caso estaba resuelto porque ya había un detenido”, acusó la Red de Periodistas a través de un comunicado de prensa. El organismo recordó que a dos años del anuncio presidencial el crimen del periodista de El Diario de Juárez no se ha esclarecido porque la única persona detenida hasta el momento por esos hechos sigue sin recibir sentencia alguna. “La impunidad que lo rodea, tal como lo advertimos, fungió de corolario para la brutal ola de violencia que, como nunca, ha cobrado la vida de periodistas mexicanos”, sostuvo. Con la omisión en el esclarecimiento del crimen de Armando Rodríguez y de otros periodistas que han sido asesinados en el país, el Estado mexicano envía, subrayó, un mensaje criminal para que quien quiera cegar una vida y silenciar la libertad de prensa y de expresión, no tendrá consecuencias por sus actos. “Los periodistas seguimos esperando justicia, pero no podemos aceptar ni la indiferencia ni el olvido. La Red de Periodistas de Juárez repudia la nula eficacia de las autoridades de procuración de justicia y reitera su exigencia a los gobiernos federal y estatal, y a sus fiscalías para que hagan justicia para nuestro compañero Armando Rodríguez, asesinado el 13 de noviembre de 2008”. Rodríguez Carreón recibió 10 disparos de arma de fuego y, de acuerdo con información difundida por el diario en el que laboraba el reportero de la fuente policiaca, los avances en la indagatoria se reducen a dos retratos hablados del presunto autor material del asesinato. Según El Diario de Juárez, ambos retratos corresponden a Julio Torres o Gómez, que supuestamente actuó bajo las órdenes del narcotraficante José Antonio Acosta Hernández, El Diego, quien purga 10 sentencias en Estados Unidos. Las declaraciones que sustentan esta línea de investigación fueron obtenidas de un testigo protegido, de un expolicía municipal ya fallecido y de Juan Alfredo Soto Arías, apodado “El Arnold” o “El Siete”. Éstas refieren que “El Diego” ordenó el homicidio, molesto por las notas informativas que Rodríguez Carreón publicó en su contra, según el contenido de la carpeta de investigación número 28882/08-2104 a la que El Diario tuvo acceso.

Comentarios