Avala México "nacimiento" de Palestina en ONU

jueves, 29 de noviembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Con 138 votos a favor –incluido el de México—, nueve en contra y 41 abstenciones, la Autoridad Nacional Palestina (ANP) pasó de “entidad observadora” a “Estado observador no miembro” en la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU). A 45 años de haber delimitado sus fronteras, la solicitud impulsada por el líder palestino, Mahmud Abbas, fue aprobada hoy por mayoría de los miembros del Consejo General de ONU, en una votación directa, efectuada a las 17:00, tiempo local en Washington. En un mensaje previo a la votación en ONU, Abbas había pedido al mundo que “emitiera un certificado de nacimiento para el Estado de Palesina”. La resolución adoptada poco después, destaca: "Se reafirma el derecho del pueblo palestino a la autodeterminación e independencia en un Estado de Palestina a partir de las fronteras de 1967", con lo que se elevó su estatus de "entidad observadora" a "Estado observador no miembro". Además, la resolución destaca la "urgente necesidad" de reanudar y acelerar las negociaciones para alcanzar un acuerdo de paz "justo, duradero y completo" entre Palestina e Israel, basado en las resoluciones de ONU, los principios de Madrid y la Hoja de Ruta del Cuarteto. Asimismo, expresa confianza en que ese eventual acuerdo ayude a resolver los temas pendientes más importantes: "Los refugiados palestinos, Jerusalén, los asentamientos, las fronteras, la seguridad y el agua". Al término de la votación, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, calificó como "histórica" la resolución y recalcó que es "urgente" que palestinos e israelíes reanuden sus negociaciones directas. "Creo que los palestinos tienen su legítimo derecho a tener su propio Estado independiente, e Israel tiene derecho a vivir con seguridad dentro de sus fronteras", dijo Ban, al tiempo que reiteró que "no puede haber sustitutos a las negociaciones directas". A partir de hoy, Palestina tendrá acceso a varias agencias del sistema de Naciones Unidas, como ocurrió el año pasado con la Unesco, y a tribunales internacionales como la Corte Penal Internacional (CPI). El de hoy fue el cuarto intento de las autoridades palestinas por lograr un mayor respaldo internacional desde que Naciones Unidas reconoció el derecho a la autodeterminación del pueblo palestino, en 1974. Tras la votación, Mahmud Abbas afirmó que Palestina "cree en la paz" y la comunidad internacional está ante "la última oportunidad" para la solución de los dos estados. "Palestina viene hoy ante la Asamblea General porque cree en la paz y porque su pueblo, como se ha probado en los últimos días, la necesita desesperadamente", dijo en su discurso para pedir el voto favorable a la resolución. EU condena la resolución Horas más tarde, la secretaria de Estado estadunidense, Hilary Clinton, lamentó la probación de la resolución que convierte a Palestina en un Estado observador no miembro de la ONU, ya que “añade obstáculos al camino de la paz”. "Quiero decir unas palabras sobre la desafortunada y contraproducente resolución en la Asamblea General de las Naciones Unidas. (La resolución) añade más obstáculos al camino de la paz" entre Israel y Palestina, advirtió la jefa de la diplomacia estadunidense en un acto organizado por la revista Foreign Policy, en Washington. "Hemos dejado claro que sólo a través de las negociaciones directas entre las partes es como los israelíes y palestinos podrán alcanzar la paz que merecen: dos estados para dos pueblos, con una Palestina soberana, viable e independiente viviendo al lado de un Israel judío y democrático, de forma pacífica y segura", sentenció. Algunos legisladores estadunidenses lamentaron también la noticia, entre ellos el senador demócrata Eliot Engel, quien indicó en un comunicado que quiere ver "una solución de dos estados" para Palestina e Israel, pero "esta no es la forma de lograrlo". En tanto, la oficina del premier israelí, Benjamín Netanyahu, tildó de "mentiroso" el discurso del presidente palestino ante ONU. "El mundo ha podido ver otro discurso de odio, lleno de propaganda mentirosa contra el Ejército israelí y los ciudadanos israelíes", señaló el gobierno de Tel Aviv a través de un comunicado difundido por SMS minutos después de la intervención de Abbas. En repetidas ocasiones, el presidente palestino ha acusado a Israel de llevar a cabo una "ocupación colonial racista" y replicar un apartheid y limpieza étnica contra los palestinos, así como de matar a civiles, incluidas familias enteras. "Así no habla una persona que desea la paz", sentenció Israel en su nota, difundida antes de la inminente aprobación de la resolución. El gobierno de Israel anticipó que la resolución “no tiene significado” y “no cambiará nada en el terreno". "El primer ministro Benjamín Netanyahu ya ha aclarado que no se creará un Estado palestino que no garantice la seguridad de los ciudadanos israelíes. No permitirá que en Judea y Samaria (Cisjordania) se cree una base terrorista iraní adicional a las que ya se han creado en Gaza y Líbano", agrega el comunicado de la oficina del presidente Netanyahu. "El camino a la paz entre Jerusalén y Ramala pasa por negociaciones directas sin condiciones previas y no por decisiones unilaterales en la ONU", agrega la nota, que advierte que, "al ir a la ONU, los palestinos han violado los acuerdos con Israel e Israel actuará en consecuencia". México da la sorpresa Para sorpresa de varios países, México se contó entre las naciones que votaron a favor de elevar el estatus de Palestina ante ONU. En contraste, Panamá fue el único país latinoamericano entre los nueve que votaron en contra de la resolución, mientras que Paraguay, Guatemala y Colombia estuvieron entre los 41 que se abstuvieron en la votación de la Asamblea General. El resto de los países de América Latina, entre ellos México, votó a favor de que Palestina sea un Estado observador de la ONU, como ya lo es el Vaticano.

Comentarios