Paquete 2013: PIB de 3.5%, inflación de 3%, 84.9 dólares por barril de crudo y déficit cero

viernes, 7 de diciembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El menor crecimiento económico en Estados Unidos y el estancamiento de la actividad productiva en Europa –junto con la crisis fiscal en varios países de la eurozona, que genera incertidumbre en los mercados financieros a nivel mundial--, inducirán a la economía mexicana a retraerse. Así lo confirmaron hoy las autoridades mexicanas, al presentar ante el Congreso un programa económico para el próximo año muy conservador, inercial y con pocas expectativas de un repunte económico importante. El secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, entregó esta tarde a la Cámara de Diputados el paquete económico 2012, que incluye la iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación –que también deberá ser revisado y, en su caso, aprobado por la Cámara de Senadores--, el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación, y los Criterios Generales de Política Económica, que contienen las principales metas para todas las variables macroeconómicas. De acuerdo con este último documento, para 2013 se espera un crecimiento real del Producto Interno Bruto de 3.5%, por debajo del 3.9% estimado para este año. En términos nominales, a precios corrientes --sin descontar la inflación--, se espera que el PIB alcance los 16 billones 715 mil 600 millones de pesos, poco más de 1.1 billones, de los 15 billones 603 mil millones de pesos estimados para 2102. En materia de precios al consumidor, el gobierno espera que la inflación baje del 3.8% anual que se estima para este año –analistas creen que podría rebasar el 4%-- a la meta tradicional de 3%. Se espera también que el tipo de cambio ceda y pase del promedio de 13.2 pesos por dólar esperado para este año, a 12.9 pesos. Respecto de las tasas de interés no se espera mayor cambio: la estimación de cierre para 2012 es de una tasa de cetes a 28 días –que sirve como referente-- en 4.5% anual y para el próximo año, de 4.7%. Donde sí hay un cambio importante es en lo que se espera de la cuenta corriente de la balanza de pagos, que es la que registra todas las transacciones de bienes y servicios entre México y el mundo, como exportaciones e importaciones, turismo, remesas, pagos de intereses de la deuda, y utilidades de empresas extranjeras en México. En esta materia se espera un déficit en la cuenta corriente de 15 mil 193 millones 500 mil dólares, el 1.2% del PIB, muy superior al déficit de 8 mil 989 millones 100 mil dólares, el 0.8% del PIB, esperado para este año. De acuerdo con el marco macroeconómico presentado hoy por la Secretaría de Hacienda, el programa económico 2012 está sustentado por las siguientes variables de apoyo. --Un precio promedio de la mezcla mexicana de crudo de 84.9 dólares por barril, 16.8 dólares menos que el precio de 101.7 dólares esperado para este año. Es decir, un precio menor en 16.6%. --Una plataforma de producción de crudo de 2 mil 550 millones de barriles diarios, apenas arriba de los 2 mil 540 millones que en promedio se produjeron este año. --En cambio, se espera que las exportaciones de crudo bajen, de mil 247 millones 500 mil barriles diarios a mil 183 millones 500 mil barriles al día. El dato no es irrelevante: se esperan menos ingresos petroleros, tanto por un menor precio del crudo como por una baja en las exportaciones. --En la parte externa, los criterios de política económica dan cuenta de un deterioro de las principales variables de interés para el país. Por ejemplo, el PIB de Estados Unidos, que este año, se estima, crecerá en 2.2%, el próximo lo hará en 2%. Más fuerte será, en lo particular, la baja en producción industrial de Estados Unidos: creció 3.8% este año, y el que viene lo hará en 2.3%. En sentido positivo, en cambio, se espera el comportamiento de otras variables internacionales, que inciden en el comportamiento de la economía mexicana. Por ejemplo, se espera que la inflación de Estados Unidos baje del 2.1% de este año a 2% el que viene. Se prevé, en tanto, que las tasas internacionales de interés (libor a tres meses) bajen de 0.5% de este año a 0.2% en 2013. En ese entorno externo restrictivo, el programa económico propuesto para 2013 prevé un balance fiscal equilibrado. Si se cuenta la inversión de Pemex, el déficit estimado para 2013 será de 2%, por abajo del 2.4% que se espera para este año. Si se descuenta dicha inversión, la apuesta es al siempre buscado déficit cero, es decir, al equilibrio fiscal. En ese sentido, el programa económico prevé un gasto neto total de 3 billones 576 mil millones de pesos, sin inversión de Pemex, y de 3 billones 902 mil 300 millones. En tanto, los ingresos totales esperados para 2013 serán de 3 billones 576 mil millones de pesos, exactamente el mismo monto que el gasto neto total sin inversión de Pemex. Es decir, ni déficit ni superávit. El equilibrio total entre gastos e ingresos.

Comentarios