Competencia por narcoejecuciones obliga a funeraria a exhibir ataúdes

sábado, 11 de febrero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- En una de las localidades consideradas entre las más peligrosas del mundo por la gran cantidad de homicidios que ahí se registran en los últimos años, el propietario de una funeraria –giro que en Ciudad Juárez empezó a cobrar mayor auge a raíz del aumento en las ejecuciones del crimen organizado– recurrió al ingenio para captar más clientela. Y es que esta empresa de servicios funerarios decidió sacar los ataúdes de las bodegas y exhibirlos en grandes y vistosos ventanales de vidrio, con el fin de que los transeúntes los puedan observar. Así, como cualquier mercancía que se exhibe en un escaparate comercial, las cajas de muerto se muestran, según un empleado de la funeraria, “para darle más vista al negocio”… y obviamente, para enfrentar a la competencia. El trabajador declaró al periódico El Diario que tradicionalmente este tipo de establecimientos guardan los ataúdes en bodegas o salas de exhibición “muy escondidas”, y los deudos entran y eligen la caja para el fallecido. Pero en este local todo eso cambió. La funeraria se ubica en la calle Ramón Rayón y Guadalupe Victoria de la colonia Morelos, al suroriente de la ciudad, frente a una escuela primaria, cuyos alumnos se sorprenden al observar las cajas. Sin embargo, los adultos vecinos de la colonia poco a poco se acostumbran a la nueva forma de comercializar los ataúdes. Incluso una pareja de adolescentes acostumbra recargarse en las paredes del local y de paso observar “cuál muerto llega y cuál muerto sacan”. En tanto, en el interior del negocio los empleados limpian las cajas –que tienen un costo entre 8 mil 500 y 40 mil pesos– y permanecen alertas al teléfono en espera de la llamada de alguna persona que requiera sus servicios o la llegada de posibles clientes. En el 2011, 2 mil 86 personas fueron asesinadas en Juárez, mientras que 2010 finalizó con 3 mil 115 homicidios.

Comentarios

Otras Noticias