Optó CFC por mantener poder del duopolio: Grupo Dish

jueves, 2 de febrero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Grupo Dish consideró que el rechazo de la Comisión Federal de Competencia (CFC) a la concentración entre Televisa y Grupo Iusacell, de TV Azteca, “no resuelve los problemas de alta concentración y prácticas anticompetitivas que se tienen en la industria de la televisión”. Además, Grupo Dish demandó “fijar condiciones que garanticen un entorno de competencia equilibrado y justo en el mercado de la televisión abierta”. A través de un comunicado, la empresa de televisión restringida vía satélite, propiedad de MVS y EchoStar, afirmó que “al no autorizar la concentración en Iusacell y no haber sometido dicha operación a fuertes condicionantes en los mercados, se optó por mantener las cosas en el estado que se encuentran, beneficiando a los actores de siempre”. La empresa de Joaquín Vargas acusó a Televisa y TV Azteca porque “continuarán impidiendo que Grupo Dish se anuncie en sus canales de televisión abierta; seguirán negándonos sus señales abiertas para incluirlas en nuestra programación, e insistirán con sus ventas atadas”. “Continuarán ejerciendo su poder de compra para evitar que los grandes eventos de interés nacional no estén disponibles para sus competidores y mantendrán la posición de no transmitir, en los sistemas que controlan, los canales producidos por Dish México”, se argumenta en el comunicado. Grupo Dish insistió en que las autoridades mexicanas están obligadas “a regular para equilibrar la competencia, tal y como lo confirma el reciente estudio sobre políticas y regulación de telecomunicaciones en México, publicado por la OCDE”.