Bala supuestamente disparada desde Juárez hiere a mujer en El Paso, Texas

jueves, 23 de febrero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El caso de una mujer residente de El Paso, Texas que resultó lesionada el martes pasado por una bala que supuestamente provenía de la vecina Ciudad Juárez, generó polémica en ambos lados de la frontera y señalamientos de las autoridades estadunidenses. María Romero, de 48 años, sufrió una herida en la pantorrilla derecha cuando realizaba unas compras en el centro de la ciudad texana. La afectada caminaba acompañada de familiares y llevaba a su nieto en una carreola. La bala calibre .223 milímetros supuestamente viajó aproximadamente 1.6 kilómetros desde la intersección de la avenida Malecón y la calle Tepeyac, en Juárez, hasta la cuadra 200 Este Overland, en El Paso. Romero fue internada en un hospital paseño y fue dada de alta tras ser atendida y de que los médicos determinaron que la herida no ponía en riesgo su vida. El alcalde de El Paso, John Cook, aseguró que el proyectil procedía de Ciudad Juárez, donde a esa hora hubo una persecución y tiroteo entre policías municipales y un grupo de ladrones de autos, a pocos metros de la línea fronteriza. “Tomamos esto muy en serio”, expresó Cook en una conferencia de prensa acompañado por su jefe de Policía, Greg Allen, comandantes del Departamento del Sheriff y oficiales del Departamento de Seguridad Pública de Texas. Sin embargo el alcalde juarense, Héctor Murguía, calificó de irresponsables las declaraciones de Cook y se pronunció por que se realice una investigación. Y cuestionó: “¿Por qué en lugar de pensar que fue una bala de Ciudad Juárez, por qué no pensar que fue una bala de Rápido y Furioso?”. En tanto, la Fiscalía de Chihuahua consideró poco creíble la versión de que la bala que hirió a la mujer haya sido una de las que se detonaron durante el enfrentamiento entre carjackers y policías el martes por la mañana, de acuerdo con El Diario de Juárez. Carlos González Estrada, vocero de la Fiscalía, dijo que no se descarta que algunas ojivas hayan cruzado a territorio estadunidense en otras ocasiones, pero en este caso no se puede establecer que el proyectil haya salido de una de las armas que se dispararon en el incidente en cuestión. Agregó que se debe establecer la trayectoria de la bala, ya que hay edificios y otros obstáculos entre Juárez y El Paso que dificultarían que el elemento balístico haya hecho blanco directamente en el cuerpo de la mujer. Por su parte, María Romero, la mujer que resultó herida declaró: “no hay nada qué hacer, ni sé de dónde vino la bala”. Agregó que tiene dudas de que el balazo proviniera de Juárez, pues sólo escuchó un estallido, un trueno, “pero no supe de dónde vino”, afirmó.