Se atora diálogo entre normalistas y autoridades de Michoacán

viernes, 16 de marzo de 2012
MORELIA, Mich. (apro).- El gobierno de Michoacán sigue sin encontrar la fórmula para desactivar el conflicto con estudiantes de la  Escuela Normal Rural Vasco de Quiroga que mantienen retenidas a ocho personas y 25 autobuses foráneos. Luego de tres días de jaloneos, el secretario de Gobierno de la entidad, Jesús Reyna García, se quejó de la actitud asumida por los estudiantes al asegurar que hacen planteamientos de “todo o nada” y que mantienen una posición cerrada, sobre todo en cuestiones económicas. Aun así, dijo que las negociaciones avanzan: “Hay avance en dos de los tres puntos, pero donde no ha sido posible avanzar es que bajen su pretensión en las plazas automáticas”. Además, reveló que los permisionarios de las unidades ya presentaron las denuncias correspondientes por la privación ilegal de sus compañeros. El funcionario comentó también que la falta de transporte afecta particularmente el tránsito hacia la capital Morelia y que la Policía Federal mantiene un operativo para evitar más secuestros de unidades. Los estudiantes exigen la asignación de plazas automáticas, sin pasar por concursos de oposición, a todos los egresados de las escuelas normales durante los próximos cuatro años, como se venía haciendo con las pasadas administraciones estatales. Sin embargo, el gobierno estatal advirtió que este planteamiento no es financieramente viable y que solamente puede garantizar dichas plazas para los egresados de este año. Como medida de presión, desde el pasado lunes y martes los alumnos se apoderaron de 27 autobuses que circulaban por carreteras cercanas a Morelia. Este viernes, los normalistas responsabilizaron al gobernador Fausto Vallejo Figueroa de lo que pueda ocurrir en el interior de la escuela, por negarse a darles una audiencia y poner en la mesa de las negociaciones sus propuestas que no son nuevas. A su lucha se sumaron ya organizaciones campesinas, sindicales y magisteriales como estudiantes de la Escuela Normal Rural Mactumactza, del estado de Chiapas. Hugo Cruz Cruz y Gabriel García Arreola explican que lo único que piden es sentarse a dialogar con el gobernador Fausto Vallejo y aseguraron que lo que menos quieren es que se repitan hechos como los de Guerrero, donde dos de sus compañeros fueron asesinados. Asimismo, comentaron que, el pasado viernes 9, recibieron la visita de la secretaria de Educación, María Teresa Catalina Herrera Guido, quien les anunció que la Normal de Tirepetio sería convertida en Tecnológico y que sólo iba a tener cobertura estatal. Al preguntarle sobre la matrícula, la funcionaria les dijo que se reduciría. “Esa fue la única información, que se nos dio”, dicen Cruz y García Arreola. Los normalistas refieren también que el día que los visitó la titular de Educación entró por la puerta trasera, cuando ellos la esperaban en la entrada principal y que aparte de ese detalle se metió a los dormitorios y revisó casilleros y objetos personales de sus compañeros, violando el derecho a la intimidad de la comunidad estudiantil. Por si fuera poco, recuerdan que también ingresó al comedor y que algunos compañeros la invitaron a sentarse y ella se negó. En un tono despectivo, dijo que ella no iba a comer eso (un plato de frijoles con queso). Gabriel García acusa también al secretario de Gobierno, Jesús Reyna García, porque primero les dice que está abierto para negociar y después que él carece de facultades para resolver nuestros problemas. Todo eso demuestra, señaló, que el gobierno no tiene voluntad para resolver el conflicto. Como prueba de su apertura al diálogo, los normalistas liberaron la unidad de la línea Parikuni, número económico 5226. Por otro lado, un contingente de normalistas chiapanecos arribó a Tirepetio, para unirse a los estudiantes de la Escuela Normal Rural Vasco de Quiroga en las acciones que han emprendido para incrementar la matrícula y lograr otras prerrogativas.

Comentarios