López Obrador hace las paces con el sector empresarial

viernes, 20 de abril de 2012
MÉXICO, DF., (apro).- El candidato de la coalición Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador,  limó asperezas con los empresarios a pesar de que los acusó de haber participado en la campaña negra en su contra en 2006, cuando lo calificaron de ser “un peligro para México”. “Yo ofrecí mi mano franca, queremos la unidad, queremos la reconciliación”, dijo al salir de un desayuno con integrantes del Consejo Coordinador Empresarial, con quienes habló de la reforma fiscal, las reformas estructurales y el futuro de Pemex. Entrevistado al concluir el encuentro, el candidato presidencial por la coalición Movimiento Progresista dijo que fue una reunión respetuosa donde prevalecieron las coincidencias, entre ellas mantener los equilibrios macroeconómicos. Sin embargo,  también hubo claras diferencias, entre ellas las reformas estructurales y la privatización de Pemex. En lugar de reformas estructurales, su propuesta es que haya una revisión de algunos mecanismos para acabar con la concentración y los privilegios fiscales que favorecen a  grandes corporaciones empresariales para no pagar impuestos o evadirlos. Advirtió que para acabar con los privilegios de estos regímenes fiscales hay que aplicar la Constitución y que se cobren impuestos de manera progresiva, para que pague más el que tiene más, “porque eso es un asunto de justicia”.

Comentarios