Ola violenta cobra la vida de 18 personas

miércoles, 4 de abril de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Al menos 18 personas perdieron la vida este miércoles en seis entidades del país, en hechos presuntamente relacionados con el crimen organizado. En el estado de Morelos, tres eventos distintos, ocurridos de manera simultánea, dejaron un saldo de cinco personas asesinadas en los municipios de Zacatepec, Puente de Ixtla y Xochitepec. El primer hecho se registró en el Campo Victoria de Zacatepec, donde dos hombres fueron ultimados a tiros. En tanto, los cuerpos decapitados de otras dos personas fueron hallados en el municipio de Puente de Ixtla, en la comunidad de Vista Hermosa. A la misma hora, en el municipio de Xochitepec, en la colonia La Cruz, otra persona apareció asesinada a balazos. En Monterrey, Nuevo León, una persona murió y otra resultó herida durante un enfrentamiento registrado la tarde de este martes. Los hechos sucedieron en el exterior de un centro de recepción de llamadas de Banorte, ubicado sobre la avenida Servicio Postal, de la colonia Del Norte, aproximadamente a las 17:00 horas, cuando un grupo armado pretendió secuestrar a una persona que salía de la institución bancaria. La víctima, Enrique Pérez Madrigal, propietario de la empresa de seguridad M&G que da servicio a la institución bancaria, salió del lugar y fue abordado por individuos armados que intentaron subirlo por la fuerza a un automóvil. El hombre se resistió y fue auxiliado por guardias de seguridad armados de la institución, quienes intercambiaron balazos con los plagiarios, pero no lograron salvarlo. Uno de los guardias resultó lesionado y fue trasladado a un hospital de la localidad. En otro hecho registrado durante la madrugada, al sur de la capital nuevoleonesa, el cadáver semidesnudo de un hombre de aproximadamente 40 años, ejecutado a balazos y con huellas de tortura, fue arrojado sobre la carretera Nacional, en lo alto del puente conocido como La Rioja. Por otra parte, en el penal del Topo Chico, en el área de duchas, un hombre fue asesinado con arma blanca, mientras que en General Terán, municipio localizado a 100 kilómetros al norte de Monterrey, una mujer fue encontrada muerta, con las manos y pies atados, en el interior de una camioneta blanca. En el Distrito Federal, un chofer de transporte foráneo fue asesinado cuando perseguía al hombre que lo asaltó en calles de la colonia José María Pino Suárez, delegación Álvaro Obregón. Compañeros de la víctima, identificada como Emeterio Abat, de 48 años, relataron que alrededor de las 09:30 horas el operador estacionó la unidad sobre la avenida Sur 122 para cargar gasolina, cuando un hombre armado lo sorprendió dentro del autobús de la empresa Autotransportes Águila. El chofer persiguió al delincuente sobre la calle Paralela 7, pero cuando le dio alcance éste le disparó en dos ocasiones. El asaltante amagó con el arma a un taxista y escapó. En Morelia, Michoacán, cuatro presuntos delincuentes murieron en un enfrentamiento con soldados de la 21 Zona Militar en la comunidad de “El Encanto”, en la zona serrana del municipio. De acuerdo con un comunicado, los militares realizaban un patrullaje cuando individuos armados que tripulaban dos vehículos abrieron fuego contra ellos. Al repeler la agresión, los soldados abatieron a cuatro de los presuntos “gatilleros”. El resto de los agresores huyeron del lugar y abandonaron las unidades y parte del armamento: seis fusiles de asalto, una granada de fragmentación y cientos de balas que fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público de  la Federación. En Sinaloa, los cadáveres de dos mujeres, quienes habían sido reportadas como desaparecidas desde el pasado 20 de marzo, fueron localizados en el municipio de Angostura, 80 kilómetros al norte de Culiacán. La primera de las víctimas, Daisy Avendaño Gaxiola, fue localizada en un canal cercano a la comunidad Protomártir. La otra, Jeni Guadalupe Burgos Ureta, de 23 años, fue hallada 12 horas antes en un canal lateral de riego que corre paralelo al camino de terracería de Protomártir, en el ejido Valentín Gómez Farías. En Durango, en el municipio de Vicente Guerrero, en los límites con Zacatecas, fueron descubiertos los cadáveres de dos jóvenes asesinados a golpes, a unos metros de la carretera Durango-Fresnillo, a la altura del kilómetro 201. Según las primeras investigaciones, uno de los hombres tenía entre 17 y 20 años y el otro entre 20 y 25 años.

Comentarios