"Por razones de seguridad" sale Solalinde temporalmente del país

domingo, 13 de mayo de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Luego de que este fin de semana circularan versiones acerca de que el sacerdote Alejandro Solalinde se retiraba de su labor a favor de los migrantes debido a amenazas de muerte, uno de sus colaboradores aclaró que “por razones de seguridad” el padre sólo salió del país unos días. En declaraciones al portal electrónico de El Universal, Alberto Donis Rodríguez aseguró que Solalinde sólo se ausentó unos días del albergue que dirige, “Hermanos en el Camino”, en Ixtepec, Oaxaca. Agregó que el padre viajó a Europa y que también estará en Estados Unidos. Otra colaboradora del sacerdote había dicho que Solalinde abandonó el país debido a las amenazas de muerte que había recibido últimamente. A mediados de abril pasado, el coordinador de la Pastoral Social de Movilidad Humana de la Diócesis de Tehuantepec denunció amenazas de muerte en su contra, así como una campaña de linchamiento hacia los migrantes centroamericanos que se refugian en el albergue. “Son dos amenazas de muerte en menos de 15 días, vienen de la misma fuente y están relacionadas con la delincuencia organizada, con personas que no nos quieren y que están sistemáticamente contra nosotros. Aquí lo grave de esto es que el municipio de Ixtepec no se deslinda de esas personas”, acusó el presbítero en esa ocasión. En entrevista con apro, Solalinde Guerra explicó que el pasado domingo 1 de abril, un vecino de Ixtepec acudió al albergue para alertarlo de que se había contratado a un sicario para asesinarlo. Ese anuncio lo recibió un día después de que se descubrió el cadáver descuartizado de un joven en ese municipio, hecho del que un grupo de habitantes de la región pretendía responsabilizar a los migrantes para generar un ambiente de animadversión en su contra, pero el sacerdote impidió que eso ocurriera. El 18 de abril, Amnistía Internacional (AI) exigió al gobierno de Felipe Calderón reforzar las medidas de protección para el padre Alejandro Solalinde luego de recibir amenazas de muerte por su trabajo en defensa de los migrantes. Donis Rodríguez señaló que el presbítero se ausentó unos días del albergue por sugerencia de representantes de organismos defensores de derechos humanos, aunque por razones de seguridad no proporcionó la fecha de su regreso a México.

Comentarios