Mexicanos aguantan crisis porque "estamos hechos de madera buena": Calderón

viernes, 25 de mayo de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- En plena veda electoral, el presidente Felipe Calderón presumió las acciones de su gobierno en materia económica y aseguró que el crecimiento de la última década es el máximo de los últimos 50 años. Al participar en la clausura de la Asamblea General Ordinaria del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), el mandatario no cabía en sí al enumerar los logros de su sexenio. Ante los aplausos de la cúpula empresarial, Calderón presumió: “Imagínense cómo estaría México si no hubiéramos tenido la crisis económica, tuvimos la peor y vean cómo estamos, porque los mexicanos estamos hechos de una madera buena, ustedes son grandes empresarios, con una economía que se decidió a competir, a abrirse, innovar, a hacer cambios.” No paró ahí y abogó por las reformas estructurales: “No tengamos miedo a los cambios, tenemos que hacer reformas, profundizar en la reforma energética, tenemos que hacerlo con la fuerza de la modernidad económica de México, es momento de abrirla más, no es momento de pensar en que el Estado pueda suplir la fuerza pujante de los empresarios”. El presidente justificó el cierre de Luz y Fuerza del Centro al señalar que era el momento para actuar y poder avanzar en México. “Todo eso nos permitió cerrar el déficit y dar la señal a los mercados que México no estaba jugando con el futuro de nuestras economías; esto impidió que México viviera crisis impagables”. Calderón también recordó el “encontronazo” que tuvo con el CCE en 2009 por la reforma hacendaria. “Yo le estoy muy agradecido al CCE porque tuvimos encontronazos fuertes, qué duda cabe, tuvimos discrepancias muy duras, momentos muy difíciles, pero siempre hubo la madurez a través de los dirigentes del CCE y la responsabilidad de pensar en nuestro país”, dijo ante el líder del Consejo Coordinador, Gerardo Gutiérrez Candiani. Por su parte, Gutiérrez Candiani aseguró que México sigue siendo una de las naciones con más desigualdad en el mundo. El empresario subrayó que el país arrastra “una cultura crónica de ilegalidad e impunidad”; y enfrenta una grave crisis de seguridad pública, con un sistema político que frecuentemente es un obstáculo para el crecimiento e igualdad. En días pasados, Felipe Calderón presumió que su legado es la “lucha contra el narcotráfico”. Hoy el CCE le reviró que esa estrategia es “perfectible”, sin embargo, aclaró que “pensar que hay que aprender a vivir con la delincuencia o negociar con ella, en lugar de combatirla con toda la fuerza del Estado, es una claudicación inadmisible”.

Comentarios