Calderón se despide de la Marina y elogia su labor contra el narco

viernes, 1 de junio de 2012
XALAPA, Ver. (apro).- El presidente Felipe Calderón reconoció la labor de los elementos de la Marina-Armada de México en el combate al crimen organizado. Sabedores de que “la patria es la que merece el mayor de los esfuerzos”, destacó que los hombres de mar nunca se arredran ante la tempestad, sino que se forjan en la adversidad y, precisamente, aprenden los secretos del Océano, justo en el mal tiempo. “Así ha sido, de alguna manera, nuestra travesía en estos cinco años y medio, y más que quejarnos por la tempestad que hemos enfrentado, sí, desde luego, hay una certeza de conciencia de que se ha actuado con firmeza, manteniendo el rumbo”, enfatizó. En su última conmemoración de su sexenio, añadió: “Así seguiremos hasta el último día de mi mandato, seguros de que la patria es la que merece el mayor de los esfuerzos”. De visita en el Puerto de Veracruz para celebrar el Día de la Marina, Calderón abanderó dos patrullas costeras –“Teotihuacan” y “Tenochtitlán”– y cinco patrullas interceptoras. El Ejecutivo arribó a tierras veracruzanas alrededor de las 11:00 horas y su última actividad inició a las 17:00 horas, momentos en que presenció la demostración del sistema de entrenamiento de misión para aviones Caza-212 y del vehículo aéreo no tripulado. En el Casino Naval, acompañado del gobernador de Veracruz, Javier Duarte, el mandatario destacó los apoyos del gobierno federal a la Secretaría de Marina: dos buques oceánicos, uno logístico, dos patrullas costeras y ochos interceptoras, y 36 embarcaciones de búsqueda. En el caso de la Marina Mercante, detalló que en los últimos cinco años han sido abanderadas más de 270 embarcaciones, entre ellas buques de carga. Tan sólo en 2011, dijo, se abanderaron 44 nuevas y con ello se aumentó la capacidad de carga en el país en 45%. Calderón Hinojosa aprovechó para despedirse de los elementos de la Secretaría de Marina, institución que él mismo sacó de la mar, de las bases navales y de los recintos portuarios para combatir al crimen organizado. “Como presidente de la República, este también es el último día que celebro con todos ustedes. Es justo, pues, que hagamos un repaso de lo que hemos forjado en estos últimos cinco años y medio, anhelando un México más seguro, justo y próspero”. Agregó: “La Marina ha jugado un papel trascendental en la seguridad, ha reclamado el deber y compromiso de defender y proteger a la nación. El crimen organizado constituye una de las amenazas más graves. Ante el reto, la Marina ha estado en la primera línea de combate para afianzar la autoridad del Estado mexicano no sólo en altamar, sino también en tierra firme”. Señaló que en los estados de Tamaulipas, Nuevo León, Guerrero, Morelos y particularmente Veracruz es donde hay una mayor adscripción de marinos designados al combate del crimen organizado. “Aquí en Veracruz la Marina ha salido al frente de la defensa de las familias veracruzanas. Aquí mismo los marinos arriesgan su vida para la seguridad de los mexicanos. Gracias a la labor de los marinos se ha logrado la captura de muchos de los más peligrosos delincuentes del país”, sostuvo. El presidente Calderón refrendó que los marinos son patriotas que han estado dispuestos a arriesgar la vida misma por los más altos valores que están escritos en su corazón: el amor a México, la soberanía nacional, la libertad, la justicia y la seguridad. Dijo a sus familiares que deben sentirse muy orgullosos, porque de las más destacadas formas de servir que se tienen en México es, precisamente, sirviendo en las Fuerzas Armadas como lo hacen diariamente. “Así que, en el Día de la Marina, agradezco a los integrantes de la Armada su compromiso y su lealtad a toda prueba”, finalizó. Previo a la comida y a la salutación de los marinos, un grupo de funcionarios federales, estatales y de las fuerzas armadas, entre ellos el almirante Francisco Saynez Mendoza, arribó al Buque ARM Guanajuato y presenció una demostración de ejercicios de los soldados del mar.

Comentarios