Critica Quadri 'changarrización' de polos turísticos

viernes, 1 de junio de 2012
CANCÚN, Q. Roo. (apro).- El candidato presidencial del Partido Nueva Alianza (Panal), Gabriel Quadri de la Torre, aseguró que el país no requiere nuevos desarrollos turísticos, sino potenciar lo que ya tiene y “darle calidad, darle sustentabilidad y darle competitividad”. Durante su participación en el X Foro Nacional de Turismo, en el hotel Iberstar de la Riviera Maya, Quadri expuso su plan de gobierno, pero antes criticó la falta de visión en las políticas actuales, debido a las cuales, dijo, los polos turísticos se “changarrizaron” o cayeron en el caos por la inadecuada planeación, lo que ha terminado por abaratar los destinos, especialmente los de playa, que hoy –añadió– “se venden a granel”. “No hay visión integral, ni política turística, ni alguien con facultades de intervención para poder operar y hacer del turismo una industria integrada y altamente competitiva”, destacó. Y acotó: “Es un nodo sectorial en donde concurren muchas facultades de manera desordenada”. Poco antes, en este destino turístico, el candidato del partido fundado por la lideresa magisterial, Elba Esther Gordillo, encabezó reuniones con la directiva y candidatos locales de Nueva Alianza, así como con empresarios, ante quienes planteó su intención de fusionar la Secretaría de Turismo (Sectur) y el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur). La idea, explicó, sería “crear nuevas instituciones en materia de desarrollo turístico en el país”, a fin de que Fonatur adquiera “capacidades de intervención física en diferentes regiones del país y que abandone la política de crear nuevos enclaves turísticos”. Asimismo, propuso la creación de un arrecife artificial frente a las costas de Cancún, como alternativa para detener la erosión de las playas. Quadri expuso que aunque esa medida podría costar hasta 800 millones de pesos, se podría financiar con aportaciones de los gobiernos federal, estatal y municipal, y con los impuestos que se recaudan por conceptos turísticos. “Hacer un arrecife implica una decisión presidencial”, comentó. Y más: “Eso requiere liderazgo, que un presidente se interese por los mares y costas”.