Herminio Blanco, cerca de lograr lo que su jefe Salinas no pudo: la OMC

miércoles, 16 de enero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- En plena campaña para presidir la dirección general de la Organización Mundial de Comercio (OMC), el salinista mexicano Herminio Blanco aseguró que un alto porcentaje de los miembros del organismo creen que “este es el año para que un país en vías de desarrollo” logre alcanzar su mandato. Desde Pekín, China, Blanco aseguró que entre los países en vías de desarrollo “hay consenso en cuanto a que el ganador (para dirigir la OMC) tiene que estar entre ellos”, los latinoamericanos o los africanos. Blanco busca lograr lo que su jefe, el expresidente Carlos Salinas de Gortari, no pudo hace 19 años: encabezar la OMC. Y está cerca porque se encuentra entre los finalistas. En 1994, en el último tramo de su mandato, Salinas se postuló como candidato a la OMC, pero fue obligado a retirar su candidatura debido a que su imagen de líder mundial empezó a derrumbarse tras el levantamiento armado del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, el asesinato del candidato presidencial Luis Donaldo Colosio y la crisis económica que se desató al iniciar el sexenio de Ernesto Zedillo. Casi dos décadas después, uno de sus discípulos, el arquitecto del Tratado de Libre Comercio (TLC), está a un paso de lograr la meta. Junto con Blanco, otros dos latinoamericanos buscan dirigir la OMC: el brasileño Roberto Azevedo y la ministra costarricense de Comercio Exterior, Anabel González. En la lista de finalistas también se encuentran: el ministro surcoreano de Exteriores y Comercio, Taheo Bark; el ministro neozelandés de Comercio y Cambio Climático, Tim Groser; el exministro jordano de Industria y Comercio, Ahmad Hindawi; la diplomática keniana Amina Mohamed; la ministra indonesia de Turismo e Industrias Creativas, Mari Pangestu, y el exministro de Comercio ghanés, Alan John Kwadwo Kyerematen. Los aspirantes se presentarán ante el Consejo General de la organización a partir del próximo martes 29 para exponer su programa. Un comité conformado por los presidentes del Consejo General, del Órgano de Resolución de Disputas y del Órgano de Revisión de Políticas Comerciales, realizará las consultas entre los 158 miembros del organismo internacional, mismas que concluirán en mayo. En función de esas consultas se solicitará al candidato peor posicionado que se retire y el proceso continuará así, hasta que sólo quede un aspirante. El objetivo es lograr que el candidato sea aceptado por consenso y no se tenga que llegar a una votación entre los miembros. Herminio Blanco, de 62 años, trabaja actualmente como consejero independiente del Grupo Financiero Banorte, y es presidente y director general de la firma Soluciones Estratégicas; además, encabeza la consultora comercial IQOM. Actualmente se desempeña como vicepresidente del Comité de Negocios México-Japón, y es miembro de los consejos de administración del Banco Mercantil del Norte (Banorte) y del Banco Latinoamericano de Comercio Exterior (Bladez), así como de la Cámara de Comercio de Estados Unidos y del Comité Asesor Internacional de la Fundación Mitsubishi. Su trabajo en el ámbito político ha sido siempre al lado de gobiernos priistas. Inició como asesor del secretario de Hacienda, de 1978 a 1980, y luego fue asesor de la Presidencia, en el sexenio de Miguel de la Madrid, entre 1985 y 1988. Salinas de Gortari lo nombró subsecretario de Negociaciones Comerciales Internacionales, cargo que desempeñó de 1993 a 1994 pero antes, de 1990 a 1993 fue pieza clave en las negociaciones del TLC entre México y Estados Unidos. También ha participado en las negociaciones de los tratados de libre comercio con la Unión Europea, 10 países latinoamericanos, Japón e Israel. Durante el sexenio de Ernesto Zedillo, de 1994 a 2000, Herminio Blanco fue secretario de Comercio y Desarrollo Industrial.

Comentarios