Exige Congreso información sobre proyecto Dragon Mart

jueves, 3 de enero de 2013
MEXICO, D.F. (apro).- Con el apoyo de todas las fracciones parlamentarias, la Comisión Permanente acordó solicitar información a los gobiernos municipal, estatal y federal sobre la construcción y operación del centro comercial Dragon Mart, en Cancún, Quintana Roo, anunciado desde mediados de 2012. Al presentar el dictamen de la Tercera Comisión, la senadora del PRD, Dolores Padierna, afirmó que no es facultad del Poder Legislativo “suspender la obra”, sino solicitar toda la información de carácter social, ambiental, económica y de migración “para normar un criterio y actuar”. “Se requiere conocer primero qué se pretende hacer, qué impacto tiene y si cubre los requisitos de ley”, afirmó Padierna. La senadora perredista recordó que, según los empresarios promotores del proyecto, se edificaría un centro de negocios internacional y viviendas para trabajadores de origen chino, en un terreno de 557 hectáreas, ubicado en Puerto Morelos, a 20 kilómetros de la zona hotelera de Cancún. El 27 de diciembre anterior, la diputada federal del PRD, Graciela Saldaña Fraile, impulsó un punto de acuerdo con el argumento de que cientos de miles de empleos, así como la existencia de muchas empresas, “estarían amenazados con la operación de un clúster comercial”. La legisladora sostuvo que el Dragon Mart implicaría prácticas de dumping y de comercio desleal operadas “en una especie de ínsula china dentro de territorio mexicano”, además de provocar un daño ambiental en la zona. El área máxima de desmonte permitida por el actual Programa de Ordenamiento Ecológico vigente en el municipio de Benito Juárez (que abarca Cancún y Puerto Morelos) fija un límite de 135.2 hectáreas como superficie factible de ocupar. Sin embargo, el proyecto Dragon Mart violaría esta norma. Por su parte, el diputado federal del PRI, Francisco Arroyo Vieyra, aclaró que los legisladores no están en contra de la inversión extranjera, pero existe la preocupación entre los empresarios mexicanos de la industria textil y del zapato “por el ingreso de mercancías de oriente que tienen un bajo precio”. A su vez, el diputado perredista Rodrigo González Barrios señaló que el proyecto prevé la excavación de 4.5 metros de profundidad en 58 hectáreas –cuatro veces más la extensión de la Alameda central del Distrito Federal-- para extraer 2.6 millones de metros cúbicos de material pétreo, con el objetivo de construir más de 700 habitaciones para trabajadores de origen chino, con una inversión superior a los cien millones de dólares. Hasta ahora, la falta de información detallada sobre el proyecto ha generado distintas especulaciones y reacciones. Ni siquiera el ayuntamiento de Benito Juárez ha presentado un “proyecto acabado” sobre Dragon Mart. Tampoco es clara la participación de capital chino. En algunos reportes se menciona que es de 40% y en otros que no rebasa 10%.

Comentarios