Exalcalde de Bogotá elogia guerra antinarco de Calderón

jueves, 10 de octubre de 2013
MÉRIDA, Yuc. (apro).- El exalcalde de Bogotá, Colombia, Enrique Peñalosa Londoño, ponderó la guerra que el expresidente Felipe Calderón declaró al narcotráfico y se pronunció por la legalización de las drogas para poner fin al problema. Actual presidente de la Junta Directiva del Instituto para el Desarrollo de Nueva York, el colombiano avaló la estrategia calderonista contra el narcotráfico, pues consideró que los gobiernos y las sociedades no pueden quedar a merced de asesinos, por lo que el combate al crimen organizado debe continuar “a costa de lo que sea”. Encomió la postura de Calderón Hinojosa y en su defensa argumentó que “la gente se asusta inicialmente, pero lo cierto es que felizmente los buenos ganan al final, pero no hay que dejarse intimidar de los matones y los narcotraficantes que a veces ponen a los países a temblar”. Sobre los más de cien mil muertos que cobró la guerra de Calderón, Peñalosa dijo que el combate al crimen organizado debe continuar “a costa de lo que sea, desafortunadamente”. “La otra manera es quedar en manos de unos asesinos, analfabetas y delincuentes que se toman incluso los órganos de poder y que generan los asesinatos pero peor en el futuro”, acotó. Asimismo, respaldó la estrategia del gobierno de Enrique Peña Nieto, la cual, consideró, “está bien enfocada, todos estamos en lo mismo”. “Los narcotraficantes seguirán siendo unos criminales aterradores y los Estados tendrán que enfrentarlos, eso es algo inevitable, no podemos simplemente convivir con ellos”, señaló. Por ello, se pronunció por la legalización de las drogas para erradicar el narcotráfico. “Lo ideal sería que la cocaína sea sustituida por drogas sintéticas que se producen en garajes en Amsterdam o que se legalizara la droga o lo que fuera, pero lo cierto es que eso no va a ser así, porque la inmensa mayoría de las poblaciones de nuestros países y de los países de todo el mundo se oponen”, opinó. También resaltó que el narcotráfico nunca acabará mientras sea rentable. Además, insistió en que la legalización de la droga “es lo más deseable, pero lo que sí es cierto es que ni en Estados Unidos ni en México, ni en Colombia la mayoría de los hogares lo respaldan”. “Políticamente, por ahora y por mucho tiempo será muy difícil, porque la inmensa mayoría de los padres de familia en México, Colombia y Estados Unidos rechazan esta opción a un problema grave que genera toda clase de criminalidad, de corrupción, de muertes, etcétera”, añadió. Reconoció que en Colombia el narcotráfico aún es un problema grave que no ha sido eliminado. “No, por supuesto que no. No creo que haya recaimiento, pero claramente Colombia es un país mucho más seguro después del gobierno del presidente (Álvaro) Uribe, sin que esto signifique que es un país ejemplar en seguridad; estamos lejos de tener un país seguro”, admitió.

Comentarios