Revela Policía española otro 'plagio virtual' en México, ahora de un grupo musical

martes, 8 de octubre de 2013
MADRID (apro).- Cuatro integrantes del grupo español de música Delorean fueron liberados de un “secuestro virtual” perpetrado en el Distrito Federal por supuestos sicarios de Los Zetas, quienes exigieron un rescate a los familiares de los artistas vascos en llamadas de extorsión realizadas desde números telefónicos de México, confirmó la Policía Nacional española. Los músicos del género indie, originarios de Zarautz (Guipúzcoa), se encontraban en México donde participaron en el festival Mutek y, antes de viajar a San Francisco (Estados Unidos) para continuar su gira continental, fueron víctimas del secuestro “virtual” o “ficticio”, mientras sus familiares recibieron amenazas para pagar el equivalente a 5 millones de pesos; de lo contrario, les advirtieron, los artistas serían asesinados. Este es el tercer caso de “secuestro virtual” con víctimas españolas en los últimos días, según confirmaron las autoridades de este país. La víspera, la Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra, la policía autonómica de Cataluña, anunciaron la liberación de un empresario catalán que sufrió un secuestro en las mismas circunstancias, en el estado mexicano de Querétaro. Con un modus operandi similar al que utilizaron en los casos anteriores, los secuestradores telefonearon a los integrantes de Delorean para advertirles que eran agentes de la policía que buscaban advertirles de peligros en ese hotel; luego, aconsejaron a los músicos a trasladarse a otro establecimiento. Al seguir las indicaciones de los extorsionadores, los artistas se instalaron en un segundo hotel en la capital mexicana, donde los delincuentes cambiaron su tono y advirtieron que eran de Los Zetas y que estaban secuestrados. A través de un teléfono celular que obligaron a los músicos a comprar, éstos recibieron instrucciones durante las 48 horas que vivieron en zozobra. En todo momento los supuestos sicarios de Los Zetas amenazaron con que estaban siendo vigilados y controlados. Al mismo tiempo, los secuestradores se comunicaron a España con los familiares para exigirles un rescate equivalente a 5 millones de pesos, monto que luego rebajaron. Los familiares presentaron denuncias en la Ertzaintza, la policía autónoma vasca, que tuvo conocimiento del caso ayer lunes. Tres inspectores de la sección de secuestros y extorsiones de la Policía Nacional se desplazaron al País Vasco para colaborar con la Ertzaintza en el seguimiento de las comunicaciones telefónicas de los secuestradores. Los familiares de Ekhi Lopetegui de la Granja (voz y bajo), Igor Escudero Lopetegui (batería) y Unai Lazcano Muro (teclados) comunicaron del secuestro a la policía en Zarautz, y el padre de Guillermo Astrain Guerrero (guitarra) lo hizo en San Sebastián. En el operativo intervinieron agentes de la Ertzaintza, de la Policía Nacional, de la Policía Federal Ministerial de México, de Interpor México y de la Unidad de Crisis y Negociación del FBI. El comunicado de prensa de la Policía Nacional refiere que los familiares dieron a conocer a las autoridades que el domingo pasado tres de los integrantes del grupo Delorean habían estado de turismo en México luego del concierto de la noche anterior y descansando poco antes de partir esa madrugada hacia San Francisco. Al parecer, antes de llegar a sus habitaciones, Guillermo recibió una llamada de un supuesto miembro de Los Zetas avisándoles que se iba a cometer un tiroteo en el interior del hotel y que, por seguridad, dos de ellos recogiesen sus pertenencias y se retiraran en un taxi para alojarse en otro hotel de las cercanías. Los otros dos artistas fueron enterados por sus compañeros; además, les pidieron que sacaran dinero y compraran varios teléfonos celulares. También los instaron a romper sus teléfonos particulares para eliminar cualquier contacto con el exterior. Pese a ser advertidos de que eran vigilados en todo momento y que sus movimientos eran controlados por el resto de Los Zetas, nunca vieron a nadie en actitud amenazante. No obstante, fueron objeto de mucha violencia verbal por parte de los extorsionadores y una sensación de control exhaustivo, separándolos por habitaciones y haciéndoles creer que estaban secuestrados y corriendo grave riesgo sus vidas. Hoy alrededor de la 14:30 horas elementos de la Oficina Nacional de Interpol México localizaron y liberaron a los integrantes del grupo musical, quienes se encontraban en dos habitaciones de un hotel de la Ciudad de México. La banda suspendió su gira mundial y tiene previsto regresar a la brevedad a España.

Comentarios