También "El Talibán" se declara inocente en una corte federal de EU

jueves, 28 de noviembre de 2013
MÉXICO, D.F., (apro).- Iván Velásquez Caballero, El Talibán o El Z-50, quien era uno de los principales operadores de “Los Zetas” en Zacatecas, Aguascalientes, Coahuila, la ciudad de Monterrey y parte de Guanajuato, se declaró inocente de los cargos de narcotráfico y lavado de dinero que se le imputan en una corte federal de Estados Unidos. Velásquez Caballero, capturado en San Luis Potosí el 28 de septiembre de 2012, luego de una serie de detenciones de otros líderes de la organización criminal, fue extraditado al país del norte el pasado jueves 21 para enfrentar los cargos de lavado de dinero y asociación ilícita para poseer drogas con intención de distribuirlas. Si es declarado culpable, El Talibán, por quien el gobierno de Estados Unidos llegó a ofrecer una recompensa de 2.3 millones de dólares, podría ser sentenciado a cadena perpetua. De acuerdo con el diario Laredo Morning Times, el acusado se mantendrá bajo custodia luego de renunciar a una audiencia de detención durante su comparecencia judicial en Laredo, Texas. El nombre de Velázquez Caballero figura –en una lista de 34 sospechosos– en una acusación formal en la que se menciona  asociación delictuosa para cometer secuestros, tráfico de drogas y armas, lavado de dinero y asociación delictuosa para secuestrar a un ciudadano estadunidense en otro país. Hasta ahora 15 personas han sido declaradas culpables. De acuerdo con fuentes oficiales, el día de su captura en San Luis Potosí, en un operativo en el que no se realizó un solo tiro, El Z-50 se mostró desconcertado debido a que, dijo, la organización que encabezaba contaba con protección policiaca. El Talibán, agregaron, tenía ingresos hasta de 30 millones de dólares mensuales, de los cuales 70% se iba a “gastos de nómina y operación” y para el pago de protección a policías ministeriales, estatales y federales, halcones, soplones, personal de la organización, así como compra y renta de inmuebles, celulares y equipos de comunicación y alimentos. Valázquez Caballero, quien de acuerdo con las fuentes desafió a los máximos líderes de Los Zetas, Heriberto Lazcano Lazcano, El Lazca –abatido en octubre de 2012 en un enfrentamiento con militares–, y Miguel Treviño Morales, El Z-40, que derivó en una pugna que culminó con el asesinato de 14 de sus correligionarios en San Luis Potosí, en agosto de ese mismo año, buscó acercamiento con el cártel del Golfo y el grupo de Los caballeros Templarios para mantener su hegemonía en las plazas que dominaba desde 2007 y enfrentar a sus antiguos aliados. Cuando El Talibán fue presentado a los medios, luego de su captura, el vocero de la Secretaría de Marina, vicealmirante José Luis Vergara Ibarra, señaló que aquel inició su carrera delictiva a los 14 años, robando carros en Nuevo Laredo, y a los 22 fue detenido por robo de vehículo. Años después conoció al desaparecido líder de Los Zetas, Heriberto Lazcano, para quien trabajó como mandadero y luego fue escalando.

Comentarios