En aumento, las agresiones contra periodistas, advierte Freedom House

jueves, 12 de diciembre de 2013
CHIHUAHUA, Chih. (apro).- Las agresiones contra periodistas y contra la libertad de expresión van en aumento, es una tendencia en América Latina, advirtió Mariclaire Acosta, directora de la organización internacional Freedom House, durante un encuentro con periodistas en esta ciudad. Además, señaló que las autoridades mexicanas no toman en cuenta el ejercicio periodístico en las líneas de investigación de delitos contra periodistas, según se desprende de seis casos que revisó, en coordinación con las organizaciones Reporteros sin Fronteras y Todos por los derechos de la información (TPDI). Se trata de los expedientes de Miguel Ángel López Velasco (Veracruz), José Armando Rodríguez Carreón (Ciudad Juárez, Chihuahua), María Esther Aguilar Cansimbe (Michoacán), Mauricio Estrada Zamora (Michoacán) y José Antonio García Apac (Michoacán) que fueron publicados en “Las víctimas tienen derecho a saber, seis casos de ataques a periodistas, sin responder”. Viviana Giacamma, directora para América Latina de Freedom House, advirtió que en países como México es más difícil combatir la censura a la libertad de expresión, por el contexto de narcotráfico que vive desde hace años. “Es un tema que no sólo ocupa sino a otros organismos internacionales y uno de los países que preocupa es México, porque hay una creciente agresión a los periodistas, y a la libertad de prensa”, dijo. Freedom House emite su último informe anual que mide esos derechos y en el informe sobre la libertad de prensa México aparece por cuarto año consecutivo como como país no libre en libertad de prensa. Mariclaire Acosta explicó que el narcotráfico aunado a la delincuencia y la violencia destapó una cloaca en México, pero cuando el gobierno se ve enfrentado a esos señalamientos internacionales, suele decir que el problema es por la delincuencia organizada, pero ese no es “el” problema, sino un problema, acotó. “En realidad, el problema es que la libertad de prensa no existe en el país porque muchos medios están muy pegados al poder y son transmisores de esos grupos y de esos monopolios, y no suelen estar más orientados hacia la sociedad, al público, pareciera que muchas veces su función no es tanto informar y crear opinión pública con datos imparciales, sino mandar mensajes políticos, comerciales, económicos, siempre de arriba para abajo. La delincuencia organizada pues dijo, ‘yo también quiero estar ahí’, y se destapó esa cloaca”, refirió Acosta. Freedom House realiza un programa de apoyo a periodistas que buscan trabajar por la libertad de expresión en tres estados de la República: Coahuila, Sinaloa y Chihuahua. Acosta explicó que hay impulsos en México y mucha necesidad de los propios periodistas de tener una voz más independiente y ejercer el periodismo como debe ser. “Y como sociedad, tenemos que apoyar ese gran impulso. Tenemos que entender que la libertad de expresión es un derecho esencial, no podemos prescindir de la libertad de prensa, porque sin libertad de prensa no hay seguridad, no hay democracia, no hay todos los demás derechos, no se pueden ejercer, ese proceso se está dando en muchas partes del país”, dijo al concluir uno de los encuentros con periodistas en Chihuahua. Es importante que los propios periodistas asuman esto, se batalla mucho porque a veces no se tiene la conciencia del importante papel que juegan. Una tarea importante, vincular a periodistas como sujetos con otros sectores de la sociedad civil, en su calidad de sujetos activos, no como informadores. La sociedad mexicana, abundó, tiene el anhelo de la libertad de expresión, es una necesidad, la sociedad lo demanda y lo requiere porque está siendo tratada como una menor de edad. “Entonces lo que hay que hacer es darle un impulso para que fructifique y se transforme la naturaleza misma”.

Comentarios