Declara Permanente validez de la reforma energética

miércoles, 18 de diciembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Después de recibir el respaldo de 24 Congresos locales, la Comisión Permanente del Congreso de la Unión declaró este día formalmente “reformada la Constitución” en materia de energía, lo que abre a la iniciativa privada la exploración y extracción del petróleo, así como la entrega de “licencias” en “áreas” del mar mexicano para comercializar el crudo de la nación. “Con fundamento en lo que dispone el artículo 135 de la Carta Magna, se declaran reformados y adicionados los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución Política en materia energética. Pasa al Ejecutivo para los efectos constitucionales”, leyó Ricardo Anaya, presidente de la Mesa Directiva de la Permanente y diputado del PAN. Enarbolando una pancarta de protesta, donde se advertía “EPN traidor a la Patria”, el diputado del PT, Manuel Huerta, manifestó su inconformidad por “la entrega” del petróleo a la iniciativa privada y la pérdida de soberanía. A los reclamos se sumó el senador Manuel Camacho, del PRD, por la forma en que se avaló la reforma en más de 17 Congresos locales: sin discusión y, en ocasiones, en menos de cinco minutos. Camacho Solís también advirtió que la ausencia de consulta popular al tema hará “no sólo ilegítima” la reforma, sino también “al régimen democrático”. Luego, los senadores y diputados conocieron de la lista de los 24 estados que avalaron los cambios: Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Campeche, Coahuila, Chiapas, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Hidalgo, México, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sonora, Sinaloa, Tamaulipas, Veracruz y Zacatecas, todas entidades con mayoría priista o panista. En tanto, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), que tiene mayoría perredista, envió “un acuerdo” a la Permanente en donde “objeta la reforma energética”. La ALDF “objeta la aprobación de la reforma en materia energética realizada por el H. Congreso de la Unión”, se lee en el comunicado. Esta es la primera ocasión en que un Congreso local se manifiesta abiertamente en contra de una reforma energética. Después de leerse la declaratoria de reforma, los promotores del voto a favor de ésta, priistas y panistas ponderaron los cambios y cuestionaron las críticas de quienes se opusieron a ellos. Desde tribuna, Manlio Fabio Beltrones, quien pocas veces pide la palabra, pues la mayor parte del tiempo se dedica a “operar” las aprobaciones o rechazos a leyes, adjetivó los artículos reformados como “sacrosantos” e “inmaculados”. “No es la primera vez que se reforma el artículo 27 constitucional, –sacrosanto–, lo hemos hecho en otras ocasiones; por cierto, se hizo en materia agraria. No es la primera vez que tocamos algunos otros artículos que parecían invencibles, o deberían permanecer inmaculados. Lo hicimos también en otras ocasiones, con el mismo artículo 130 o el 123”, dijo. Y añadió: “¡Vamos! Para eso está el Congreso, para poder traducir las necesidades del país en reformas que nos permitan avanzar, salir de la mediocridad en la que nos hemos encontrado por muchos años, esa que no nos ha dejado crecer económicamente y por ello genera pobreza, desigualdad, incluso hambre”. Con la declaratoria de constitucionalidad, presumió, “cerramos una parte del debate”, dijo Beltrones Rivera, pero antes admitió “que los problemas no se van a resolver por arte de magia ni menos abogando por resistencias absurdas”. Enseguida acusó a los opositores a la reforma de simplificar el debate, e incluso de “nacionalistas hipócritas”. “No es descalificando el debate; no es con descalificaciones; no es simplemente con consignas maniqueas entre pretendidos nacionalistas hipócritas y entre aquellos que sí estamos pensando que los cambios son obligados”, sentenció. “Los que quisieron construir –fustigó–, avanzaron, y atrás se quedaron los que no tienen otra cosa que ofrecer más que su amargura”. Camacho Solís respondió al priista que “no hay nada más peligroso para una democracia que justificar una ilegalidad afirmando que esa violación ya se había realizado en el pasado; y como la infracción ya se había cometido, entonces es legítimo volver a cometerla”. Economista como Beltrones Rivera, su excompañero de partido, el ahora perredista Camacho Solís cuestionó la ausencia de trabajo legislativo en los estados donde se avaló la reforma energética. “Lo preocupante para un debate democrático y plural no sólo fue la forma en que la reforma se aprobó, en sólo tres días en 17 legislaturas locales, sino que haya habido Congresos que la aprobaron después de una discusión que tan sólo duró entre 10 y 15 minutos, en varios de los casos. “Si no hay consulta popular, no sólo la reforma será ilegítima, pienso que también lo será el régimen político mexicano”, advirtió Camacho Solís. También en respuesta a Beltrones sobre el dar por concluida “una parte del debate”, el senador perredista Zoé Robledo dijo que “hoy se quiere decir que con la declaratoria se da por terminado este proceso, pero se equivocan, porque les dieron una causa a millones de personas para pedir la consulta popular, dieron a los mexicanos la posibilidad de reunirse por la defensa de sus derechos políticos y, en ese sentido, esto apenas está empezando, pues tarde o temprano va a haber consulta popular”. Los panistas, principales promotores de la reforma energética junto con el PRI, en voz del senador Carlos Romero Hicks expusieron una tibia defensa, al insistir en que el país requiere más ciencia, tecnología, perforación en aguas profundas… Las críticas, para Romero Hiks, se fundan en “varios mitos”, como el que se va a privatizar Pemex o la CFE. El PVEM, aliado presidencial del PAN en 2000 y del PRI en 2012, en voz del senador Juan Gerardo Flores Ramírez, integrante también de la llamada “telebancada”, rechazó que el “Constituyente Permanente” estuviera muerto o supeditado al Ejecutivo federal, como acusó la oposición de PRD, PT y MC. “Quienes participamos en este proceso expresamos razones de validez. Los conceptos como propaganda, traición y atraco son conceptos y adjetivos sin sustancia que pretenden subsanar la falta de discurso fundamentado; por ello, celebro su declaración de validez porque los mexicanos tendrán mejores oportunidades de crecimiento y desarrollo en los años venideros”, se jactó. Antes, el diputado por el Movimiento Ciudadano (MC), Ricardo Mejía Berdeja, calificó la reforma como un “golpe de Estado legislativo al país”, pues algunos Congresos locales aprobaron tan rápido la reforma que lo hicieron sin quórum, como fue el caso de San Luis Potosí. “Lo que hay detrás de todo esto es un negocio corrupto, por lo que seguiremos convocando a la ciudadanía para que se revierta esta tragedia nacional”, advirtió. Por Nueva Alianza habló a favor de la declaratoria el diputado René Fujiwara Montelongo, quien dijo que la reforma “establece elementos fundamentales de transformación y aprovechamiento de la industria energética, los cuales permitirán la generación de empleos, inversión pública y privada, y potenciará a profesionales de las energías y la educación tecnológica”. Después de formalizarse la declaratoria, el director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, anunció que el presidente Enrique Peña Nieto podría publicar la reforma en el Diario Oficial de la Federación el próximo viernes 20.

Comentarios