Expediente Nicaragua: se ampara el padre de Raquel Alatorre

miércoles, 13 de febrero de 2013
MÉXICO, D.F., (apro).- Jesús Alvarado Aguilar, padre de Raquel Alatorre, la líder de los 18 mexicanos condenados a 30 años de cárcel en Nicaragua, busca el amparo de la justicia federal contra las acciones emprendidas en su contra por parte de la Procuraduría General de la República (PGR). Considerado por la dependencia que dirige Jesús Murillo Karam como prófugo de la justicia, Alvarado Aguilar tramitó tres amparos ante el Juzgado tercero de Distrito, con sede en León, Guanajuato, uno contra la orden de aprehensión librada en su contra y los dos por los aseguramientos de sus propiedades en el sureste del país. El primer recurso sigue vigente, no así los dos últimos que fueron desechados por el juzgador, según dio a conocer el Consejo de la Judicatura. A pesar de la vigencia de la suspensión contra la orden de arresto, Alvarado Aguilar no se libraría de ir a prisión en caso de ser aprehendido porque existe una acusación grave: lavado de dinero, cuya gravedad impide que se suspenda el mandato judicial. En noviembre del año pasado, antes de entregar el cargo, la entonces titular de la PGR, Marisela Morales, dio a conocer que se habían cateado varias propiedades de Raquel Alatorre, entre ellas un predio con un valor de 20 millones de pesos en Cancún, Quintana Roo, así como inmuebles en los estados de Guanajuato, Jalisco, Tamaulipas, Yucatán, Chiapas y Zacatecas. A raíz de ese operativo, la PGR logró saber que Juana Raquel Alvarado Torres o Raquel Alatorre realizó varios viajes a Europa en 2009 y 2010, con dos pasaportes, uno de los cuales fue sustraído de las oficinas de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Luego, el pasado 29 de enero, a petición de la PGR, un juez federal de esta ciudad libró una orden de aprehensión en contra del padre de Raquel Alvarado Torres, la presunta jefa del grupo de 18 mexicanos sentenciados en Nicaragua a 30 años de prisión por los delitos de tráfico de drogas, crimen organizado y lavado de dinero. Según fuentes judiciales, la PGR tiene fundadas sospechas de que Jesús Alvarado es la cabeza de la organización que presumiblemente se dedicaba a lavar dinero del narcotráfico. Incluso, su nombre aparece en la averiguación previa UEIORPIFAM/AP/239/2012 iniciada por el delito de lavado de dinero. Por cierto, en dicha indagatoria sólo consigna a 15 de los 18 supuestos falsos empleados de Televisa. El próximo 4 de marzo se efectuará la audiencia constitucional para decidir sí se concede el amparo a Jesús Alvarado contra la orden de captura. El 18 de enero, un juez de Nicaragua condenó a 30 años de cárcel a los 18 mexicanos que fueron detenidos en agosto con más de 9 millones de dólares, tras ser hallados culpables de lavado de dinero, crimen organizado y transporte internacional de estupefacientes.

Comentarios