Crean frente amplio campesino

martes, 19 de marzo de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Con el fin de crear una “verdadera” interlocución con el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto e influir en la elaboración de políticas públicas para el campo en el Plan Nacional de Desarrollo de este sexenio, este miércoles se conformará el Frente Amplio de Organizaciones Campesinas. El dirigente de la Coalición de Organizaciones Democráticas, Urbanas y Campesinas (CODUC), Marco Antonio Ortiz, indicó que a más de 100 días de la actual administración, es necesario empezar a tener resultados en la modernización y reforma del sistema de financiamiento, incremento en la productividad y comercialización de alimentos, lo cual, hasta el momento no se ha dado. De acuerdo con Ortiz, el frente estará integrado por siete centrales agrarias, cuyo un objetivo común: llegar a "un acuerdo para transformar al campo mexicano en una actividad más productiva, premisa fundamental del Pacto por México”. Las organizaciones campesinas que aceptaron conformar el frente, son, además de la CODUC, la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC), la Unión Nacional Integradora de Organizaciones Solidarias y Economía Social (Unimoss), El Barzón, la Unión Nacional de Organizaciones Regionales Campesinas Autónomas (UNORCA), la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA) y la Coordinadora Nacional Plan de Ayala-Movimiento Nacional (CNPA-MN). Ortiz aseguró que las organizaciones campesinas que conformarán el frente están dispuestas a participar en el diseño de las políticas públicas para concretar un nuevo pacto nacional rural en favor del campo mexicano. “El agro mexicano subsiste en condiciones de rezago, pobreza y marginación", sostuvo el líder de la CODUC, quien señaló que también están a favor de incluir en el Pacto por México un Acuerdo Nacional para el Campo, que tenga como objetivo atender las demandas específicas del sector. Dos semanas antes, los dirigentes de la CODUC y la CIOAC, Marco Antonio Ortiz Salas y Federico Ovalle Vaquera, pusieron en duda que en este año se vean resultados tangibles con los programas anunciados por el gobierno federal hacia el campo. “Es casi imposible esperar cambios significativos en estos 100 días de administración de Peña Nieto. Sería una ilusión, porque tanto el presupuesto como los programas gubernamentales son los mismos que se aplicaron el sexenio anterior”, coincidieron en una conferencia de prensa ofrecida el pasado 6 de marzo. En esa ocasión, entregaron al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, su propuesta, basada en 10 ejes, para el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018: Un marco macroeconómico favorable al desarrollo rural y política de Estado; soberanía alimentaria; comercio internacional (el TLCAN) justo con agenda de desarrollo; solución de los conflictos agrarios en el medio rural; reactivación del mercado interno; producción de alimentos; políticas incluyentes y diferenciadas; reglamentación en una ley que regule el derecho a la alimentación; desarrollo territorial y regional, eliminando las grandes diferencias norte sur-sureste; revisión y modificación  del marco jurídico; estado social y de bienestar; y reorientación del gasto público y del programa especial concurrente.  

Comentarios