Suma CNTE 50 mil amparos más contra reforma educativa; van 200 mil

miércoles, 10 de abril de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Cerca de 500 maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) marcharon hoy del Monumento a la Revolución al Palacio de Justicia de San Lázaro para entregar unos 50 mil amparos más contra la reforma educativa. Maestros del Distrito Federal y diferentes estados como Oaxaca, Guerrero, Baja California Sur, Morelos, Hidalgo, Puebla y Tlaxcala caminaron por Paseo de la Reforma, para seguir por avenida Juárez, Balderas y Chapultepec hacia San Lázaro. Ésta y otras movilizaciones fueron vigiladas por 600 elementos de Seguridad Pública apoyados con 40 patrullas de tránsito, 15 grúas, 20 motocicletas y el sobrevuelo de un helicóptero del agrupamiento Cóndor. Es la segunda jornada nacional de movilizaciones que realizan los profesores en esta ciudad para ampararse contra la reforma que, denunciaron, viola sus derechos laborales, y se prevé que aumenten en los siguientes días, pues el próximo lunes 15 vence el plazo para inconformarse. Los maestros llegaron al Palacio de Justicia alrededor de las 13:00 horas y una comisión fue la encargada de entregar los amparos, que ya superan los 200 mil. Miembros de la Dirigencia Política Nacional informaron al término de la entrega que a partir del próximo lunes “intensificarán las movilizaciones” en todo el país. Francisco Bravo, secretario general de los maestros disidentes en el Distrito Federal, señaló en la madrugada de este miércoles, al concluir la Asamblea Nacional Representativa, que se aprobó hacer un llamado a todos los contingentes para que “se sumen a las movilizaciones que se aprueben a nivel estatal y nacional”. La marcha de los maestros concluyó con la instalación de un campamento informativo en el Zócalo capitalino sin que se registrara algún incidente. El plantón en el Zócalo de esta ciudad permanecerá hasta el próximo lunes 15, con la finalidad de acompañar más demandas de amparo por parte de maestros pertenecientes a la CNTE. Los amparos interpuestos contra la reforma educativa en la primera movilización nacional obtuvieron una suspensión provisional que protege a los maestros en caso de que no aprueben las evaluaciones que obliga la ley. Si los reprueban no serán afectados en su salario ni en su responsabilidad como maestros, hasta que se resuelva de fondo si la modificación a la ley afecta o no sus derechos laborales.

Comentarios