Buscan obispos llevar mensaje del Papa a los "más pobres"

viernes, 12 de abril de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Con el compromiso de “fortalecer” e “impulsar” su misión evangelizadora en el país, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) clausuró hoy su 95 asamblea plenaria, la cual inició el lunes 8. A través de un comunicado de prensa, los más de cien obispos y arzobispos que participaron en dicha asamblea señalaron que seguirán con su trabajo pastoral con “nuevo vigor”. Y agregaron: “Como nos ha pedido el papa Francisco, queremos salir hacia las periferias no sólo geográficas, sino también hacia las periferias existenciales del pecado, del dolor, de la injusticia, de la ignorancia. “Somos conscientes de que esta es una tarea urgente, que si bien hemos venido realizando, debemos fortalecerla con el impulso de la misión evangelizadora”. Indicaron que los “grandes desafíos” que se les presentan son la “secularización” del mundo moderno, la conquista de “la paz y la justicia” y en general la “promoción humana”, especialmente entre los “más pobres”. Los obispos también se propusieron “fortalecer nuestra identidad como Iglesia, a la luz de la Palabra de Dios, de los Santos Padres y del Magisterio”, pues sólo así –concluyeron— podrán “contribuir a la transformación de la realidad de México”. Durante la asamblea los obispos elaboraron su plan pastoral para el siguiente trienio. Y estuvieron sesionando toda la semana en la sede del Episcopado, ubicada en Lago de Guadalupe, Estado de México.

Comentarios