Avalan diputados nuevo impuesto para la industria minera

viernes, 26 de abril de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La Cámara de Diputados aprobó un nuevo impuesto a los empresarios mineros, por el que deberán pagar 5% de sus utilidades por concepto de derechos; de esos recursos, 30% irá al fondo federal de participaciones para las entidades y, el resto, 70%, a estados y municipios en que se desarrolle esta industria. Con el voto del PAN en contra y 359 votos a favor de PRI, PRD, PT, PVEM, Nueva Alianza y Movimiento Ciudadano, se avaló la ley, que permitirá que del oro, plata u otro mineral que se extraiga en el país, se cobre a las empresas un “derecho” de 5%. En términos llanos, ese derecho no es más que un impuesto que se paga al erario federal por el uso y explotación de minas. Todos los partidos que votaron a favor argumentaron que en ninguna parte del mundo se deja de cobrar ese derecho o impuesto a las empresas mineras, y sólo aquí, en México, los trabajadores son explotados sin contar con beneficio alguno. Del fondo que se integrará con ese 5% sobre las utilidades del concesionario, 30% se destinará para los estados y municipios en donde se localice la mina. Y esos recursos se utilizarán en obras como creación y rellenos sanitarios o centros escolares, pero nunca para infraestructura, pues eso corresponde a la Federación o al estado. En el fondo participará el gobernador, el presidente municipal y un miembro de la comunidad minera. Los partidos que votaron a favor aclararon que no se trata de un “castigo” para las empresas mineras, sino un pago a los trabajadores pues generalmente los propietarios de las minas, en su mayoría canadienses, “explotan y se van”, sin dar beneficio a la población. Ya en tribuna, Marcos Vargas Aguilar, diputado del PAN y presidente de la Comisión de Régimen, Reglamento y Prácticas Parlamentarias, argumentó en contra al sostener que el gravamen incumplía con los requisitos mínimos de una reforma recaudatoria, como por ejemplo el impacto presupuestario de su aplicación. Ni tampoco se contó con la opinión del Centro de Finanzas de la Cámara de Diputados, acotó. El panista acusó también al PRI de “violar el Pacto por México”, pues dijo que esta materia se tendría que haber abordado hasta septiembre próximo, según acuerdo de todos los partidos. Luego reclamó que hayan sido los secretarios de las comisiones de Hacienda y de Economía quienes hubieran convocado para elaborar y votar el dictamen, haciendo a un lado a los presidentes de las mismas y quienes son de Acción Nacional. “Esa misma cortesía parlamentaria es la que se puede aplicar en cualquier momento contra ustedes”, advirtió el panista con ironía. Rubén Camarillo, diputado del PAN, también subió a tribuna y aclaró que no estaban en contra de las modificaciones, sino del proceso legislativo, por lo que votarían en contra de la propuesta. De hecho, al fijar su posicionamiento el PAN nunca entró al fondo del tema.

Comentarios