Investiga la Fepade red de 'mapaches' electorales en Veracruz

lunes, 6 de mayo de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) inició una investigación por el presunto uso de programas sociales con fines electorales en el estado de Veracruz, en el que se encuentran involucrados varios funcionarios del gobierno estatal y de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) que dirige la neopeñista Rosario Robles Berlanga. A partir del próximo miércoles, comenzarán a desfilar ante el Ministerio Público federal de dicha dependencia las personas que aparecen en los audios y videos dados a conocer a la opinión pública por el PAN y que ya le costó la chamba a varios servidores públicos, entre ellos al titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Seriplan) del gobierno de Veracruz, Salvador Manzur Díaz. Derivado de la denuncia presentada el 17 de abril pasado por el diputado federal panista Humberto Alonso Morelli, la Fiscalía dependiente de la Procuraduría General de la República (PGR) inició la averiguación previa por la probable comisión de delitos electorales relacionados con el uso ilícito de recursos, padrones y programas públicos para fines electorales. Un comunicado emitido este lunes por la PGR señala que las primeras diligencias incluyen el peritaje oficial de los videos, audios y diversos elementos presentados por el denunciante, así como los citatorios de testigos y denunciados, con el propósito de investigar y allegarse de pruebas o elementos de convicción suficientes para llegar a la determinación jurídica de las responsabilidades penales a que hubiera lugar. El texto señala que la investigación se realiza con base en lo establecido por el título vigesimocuarto del Código Penal Federal, que establece y sanciona los delitos electorales en sus artículos 401 al 413. En un reportaje publicado en el número 1903 de la revista Proceso, el reportero Álvaro Delgado escribió que la red de funcionarios federales, estatales y municipales que presuntamente usaron de manera ilegal los programas antipobreza a favor del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Veracruz –puesta al descubierto por el PAN– no sólo exhibe al gobernador Javier Duarte como jefe de delincuentes electorales, sino también al presidente Enrique Peña Nieto y a la secretaria de Desarrollo Social (Sedesol), Rosario Robles, que opera el programa emblema del sexenio: la Cruzada contra el Hambre. El texto indica que en la denuncia penal que presentó el PAN ante la PGR a través del legislador Alonso Morelli no deja duda: Duarte está al frente de la “estructura paralela” del PRI en Veracruz, como lo confiesan los responsables políticos y operativos de ésta, miembros del primer círculo del gobernador priista. “A lo largo de las 50 cuartillas de la denuncia penal, presentada el martes 16 y de la que Proceso tiene copia, los involucrados describen, a detalle, el plan para hacer triunfar al PRI con base en el uso ilegal de programas federales, estatales y municipales, una trama en la que intervienen al menos 59 servidores públicos –no 57–, la mayoría priistas”, dice la publicación. “En la denuncia contra ‘El cártel rojo de Veracruz’ –como lo denomina el PAN– se identifica como ‘cómplices’ a funcionarios del Instituto Federal Electoral (IFE) y del Instituto Electoral Veracruzano (IEV), quienes facilitan la infiltración de priistas como funcionarios y realizan cambios de credenciales de elector indebidamente.” De acuerdo con el reportaje, la denuncia señala como involucrados al vocal ejecutivo del Registro Federal de Electores (RFE) en esa entidad, Sergio Vera Olvera; a Mariana Sánchez y a los encargados de los módulos del IFE, a la presidenta del IEV, Carolina Viveros González; al vocal de capacitación, que no identifica, y a los capacitadores asistentes electorales.

Comentarios