Muere menor en Nuevo León al estallarle granada

viernes, 19 de julio de 2013
MONTERREY, N.L., (proceso.com.mx).- Un menor de edad murió y su hermano mayor resultó gravemente herido cuando activaron por accidente una granada que encontraron en el techo de su casa, el jueves por la tarde en el centro de Linares, ubicado a 150 kilómetros al sur de la capital. Julio Enrique Hernández Tijerina, de 16 años y Roberto, de 23, subieron al techo de su casa, en las calles Morelos y Ramal Garza, para buscar entre pedacería de fierro que tenían ahí, piezas para reparar una bicicleta descompuesta. Los jóvenes arrojaron al piso varios objetos metálicos y al revisarlos abajo encontraron la granada de fragmentación que, aparentemente, activaron por accidente. Julio Enrique murió en el lugar de los hechos y su hermano convalece en estado grave, con heridas en la cabeza. Personas allegadas a la investigación recordaron que recientemente se registró en esa zona una persecución justo en los tejados. Se estableció la hipótesis de que durante la persecución de policías a criminales fue tirada en la azotea una granada por accidente. En otro hecho, un hombre fue encontrado muerto a balazos a las 19:00 horas de ayer en la carretera a Huinalá, en el municipio de Pesquería, 30 kilómetros al nororiente de la capital. La víctima fue ejecutada en ese lugar.      

Comentarios