Pese al descalabro electoral, PRD presume freno al PRI

viernes, 9 de agosto de 2013
MEXICO, D.F. (apro).- El PRD aceptó hoy que si bien los resultados electorales no fueron los esperados, sí logró evitar que el priismo avanzara en sus intenciones de pintar de tricolor al país. En el marco del Quinto Pleno Extraordinario del Octavo Consejo Nacional del PRD, Mara Muñoz, secretaria de Acción Política y Elecciones, fue la encargada de exponer el balance sobre las primeras elecciones bajo la presidencia de Enrique Peña Nieto y el regreso del PRI al poder. “Nueva era y viejas mañas pudieran definir lo que se vio el pasado 7 de julio en 15 entidades del país. Tras la fachada de un discurso renovador, modernizador, el PRI se mostró en todo su esplendor, con todas sus tradicionales prácticas de manipulación, compra de votos, uso de recursos públicos, violencia, muertos y una cada vez más fuerte influencia y presencia del crimen organizado en los procesos electorales locales”, acusó. Luego añadió que las pasadas elecciones también estuvieron marcadas por la presencia del crimen organizado, el recrudecimiento de la violencia, la intimidación e, incluso, el asesinato de candidatos, dirigentes y activistas, “lo cual es inadmisible y alarmante. Violencia que los gobiernos estatales y el federal al menos toleraron, si no es que en algunos casos fueron promotores o cómplices”. Es por ello que exigió el esclarecimiento de esos crímenes. Además, mencionó que se confirmó la regresión del autoritarismo priista, porque ese partido opera en la lógica de consolidar una hegemonía transexenal, además de generar las condiciones políticas para avanzar en la profundización del proyecto neoliberal en México. “Si comparamos la votación absoluta y relativa del PRI en las elecciones locales de 2010 y el 2013, este partido cae, al pasar de 38.6% en 2010, con 5 millones 322 mil 320 votos, a 35.9% en 2013 con 4 millones 702 mil 916 votos”. Luego celebró las coaliciones con el PAN, que según su óptica favorecieron más al PRD. “El resultado global de las elecciones de 2013, comparadas con de 2010, indican que el PAN tuvo una profunda caída al pasar de 29.1% en 2010 con 4 millones 103 mil 120 votos, a 23.4% con 3 millones 58 mil 836 votos en 2013”. En el caso del PRD, el saldo numérico con relación a 2010 indica que el partido se mantuvo en su mismo nivel general de votación distrital con diversas variantes según la entidad. Así, el PRD pasó de 10.0% en 2010 con un millón 374 mil 938 votos, a 10.7%, con un millón 395 mil 935 votos en 2013. Es decir, “21 mil votos más, a los que se deben agregar los 17 mil votos adicionales que obtuvimos en la elección municipal de Coahuila. “Si comparamos 2010 y 2013 en cuanto a diputados de mayoría relativa, pasamos de 13 a 19 y, en representación proporcional, bajamos de 29 a 23 para mantener el mismo saldo de 42 diputaciones. “En municipios ganados pasamos de 127 a 121, y en población gobernada tuvimos una caída global de casi 300 mil personas (11%), al pasar de 2 millones 768 mil 830 personas en 2010, a 2 millones 451 mil 737 personas en 2013”. Jesús Zambrano, presidente nacional del PRD, consideró que tuvieron un déficit democrático porque “el viejo PRI volvió a hacer de las suyas”.

Comentarios