Apuntala SME marcha de la CNTE para exigir reinstalación del diálogo

viernes, 17 de enero de 2014
MEXICO, D.F. (apro).- A casi un mes de ausencia, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) marchó a la Secretaría de Gobernación (Segob) para exigir la reinstalación de una mesa de diálogo con el gobierno federal para pugnar por la abrogación de la reforma educativa. Cobijados por cientos de integrantes del SME y de organizaciones sociales, maestros disidentes de los estados de México, Oaxaca, Veracruz, Chiapas, Michoacán y Distrito Federal, partieron del Ángel de la Independencia a las 16:30 horas, en lo que habían anunciado como una mega-marcha y que terminaron por calificar de simbólica. En una improvisada conferencia de prensa, en la llamada “esquina de la información”, los dirigentes de la CNTE en el Distrito Federal y Oaxaca, Rubén Núñez y Francisco Bravo, rechazaron la posibilidad de participar en los foros de consulta para definir el modelo educativo a los que convocó esta semana el titular de la SEP, Emilio Chuayffet, a realizarse entre febrero y junio en 18 sedes de la República. “Es la política de primero impongo y después consulto. Me parece que las cosas no son así. Nosotros no tenemos ningún elemento para confiar en unos foros que nacieron sin legitimidad. Porque se dieron con todo aprobado (la reforma educativa). “Al secretario de Educación le pedimos una y otra vez reuniones de trabajo para exponer nuestros puntos de vista. Ahora nos llama, cuando todo está consumado, a unos foros para tratar de legitimar una reforma que nació muerta”, dijo Francisco Bravo, dirigente de la coordinadora en la capital del país. Núñez, por su parte, fue cuestionado por la baja participación en esta marcha de integrantes de la sección 22 de Oaxaca, que él lidera, a pesar de haber anunciado la presencia de miles de profesores oaxaqueños. “Estamos en un proceso de reorganización. El plantón no está a negociación. Es una estrategia de lucha de la CNTE. Se está reforzando”, declaró. Al cruce de Bucareli con la calle de Ayuntamiento, los docentes se toparon con las vallas que presagiaban un fuerte operativo de seguridad, nutrido por centenares de efectivos policiales. Entre consignas contra Enrique Peña Nieto y su gobierno, así como contra el jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, y el partido que lo postuló para el cargo (PRD), en punto de las seis de la tarde una comisión de 20 integrantes de la CNTE ingresó a la dependencia gubernamental, de la que salieron 30 minutos más tarde con la promesa de ser atendidos al mediodía del jueves 23.

Comentarios