Llega Navarrete a dirigencia del PRD; "obedecerá al gobierno", acusa Frente Amplio

domingo, 5 de octubre de 2014
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Durante la madrugada de este domingo, con 259 votos a favor, 26 abstenciones y 11 en contra, el Pleno Ordinario del IX Consejo Nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD) eligió a Carlos Navarrete Ruiz como su próximo presidente nacional y a Héctor Bautista como secretario general. Así, las corrientes Nueva Izquierda (NI) y Alianza Democrática Nacional (ADN) tendrán el control del partido por el periodo 2015-2018 y organizarán las elecciones intermedias del año que entra. Además, vencieron al Frente Amplio de Izquierda (FAI) conformado por corrientes minoritarias encabezadas por Izquierda Democrática Nacional (IDN) de René Bejarano, quienes pese a las negociaciones, NI y ADN se quedaron con la mayoría de las carteras. Asimismo, avasallaron a Carlos Sotelo y Gilberto Ensástiga, de la corriente Patria Digna, quienes obtuvieron solamente 28 votos. Al final, el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas declinó competir por el cargo. Durante su discurso, luego de la toma de protesta, Navarrete Ruiz aseguró que estará abierto al diálogo y a construir acuerdos en favor del partido para llegar unificados al proceso electoral de 2015. Al inicio del Consejo, un grupo de militantes afines a IDN tomó la tribuna, por lo que la Mesa Directiva inició los trabajos en una sede alterna, declaró un receso y siguió con las negociaciones. Alrededor de las 10 de la noche, Zambrano y Navarrete, por separado, se reunieron en privado con los gobernadores de Oaxaca, Gabino Cué; de Morelos, Graco Ramírez; de Guerrero, Ángel Aguirre, quien se regresó a esa entidad por el caso de las fosas clandestinas encontradas en Iguala. También estuvo presente el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera. Por cierto, se presentó un resolutivo en relación a los hechos violentos ocurridos en Iguala, Guerrero en el cual los coordinadores coincidieron en que se debe llegar a fondo para esclarecerlos y dar con los responsables. Se solicitó asimismo al gobierno federal brindar apoyo institucional al gobernador de Guerrero. Exigieron se inicie juicio de procedencia y detención del presidente municipal de Iguala, José Luis Abarca, y se decidió su expulsión del PRD. Antes de que se eligiera, mediante el voto en las urnas, a la próxima dirigencia, el Frente Amplio de Izquierda emitió un posicionamiento político hacia el Consejo Nacional. Criticaron que el proceso de elección de la nueva Presidencia y Secretaría General, iniciado el 7 de septiembre pasado con la elección de consejeros y congresistas, se “impuso la política de la continuidad”. Agregó: “A la derecha dominante en el país le interesa mantener bajo control la oposición de izquierda. En esa lógica operó junto con el bloque de la continuidad del PRD para darle paso a una visión distinta y alternativa. La Presidencia y la Secretaría General obedecerán las políticas de oposición dócil al gobierno federal y sus políticas neoliberales depredadoras y autoritarias”. Indicó que están conscientes que mantener al PRD sin independencia real del gobierno federal, significa diluirlo como oposición. El FAI, manifestó, intentó recuperar al PRD sin lograrlo, pero no cejarán en su objetivo. “Trabajaremos para hacer al PRD un partido electoralmente exitoso, competitivo, una alternativa de gobierno democrático y eficiente para las mayorías. Una verdadera opción de poder y cambio”. En seis puntos, el FAI agradeció a Cuauhtémoc Cárdenas, fundador del partido, su disposición de participar en la elección de la dirección del partido. “Lamentamos responsablemente que ello no se logró, pero seguiremos trabajando a su lado en las tareas en defensa del petróleo y la soberanía nacional”, apuntó. Al principio del Consejo, el expresidente nacional del PRD, Jesús Zambrano, afirmó que durante su gestión el PRD se convirtió en un factor real de poder y dejó de ser un partido marginal y de protesta ajeno a la toma de decisiones, usando como cita del comentarista Ezra Shabot. Entre sus logros, citó que en el 2012 se convirtieron en la segunda fuerza electoral del país con triunfos inimaginables en Tabasco y Morelos, así como una histórica votación en la Ciudad de México. Resaltó que además se firmó el Pacto por México “para defender los intereses de la nación” y sacaron adelante las reformas a las telecomunicaciones, fiscal, educativa, entre otras. También, en su informe de resultados 2011-2014, Zambrano destacó la celebración de los 25 años del PRD y el lanzamiento de la campaña Firma por México para impulsar la consulta popular sobre la reforma energética. En este contexto, los senadores Alejandro Encinas y Miguel Barbosa, quien era de NI pero rompió con Zambrano por la lucha por la interlocución con el gobierno federal, y después el expresidente del PRD, Leonel Godoy y José Narro, de la UNORCA, integrantes de la Coalición de Izquierda salieron del Consejo tras denunciar un avasallamiento por parte de NI para obtener la mayoría de las carteras del partido. Encinas equiparó al nuevo dirigente con el expresidente José López Portillo, pues ambos fueron candidatos únicos. “El día de hoy el PRD va a tener a su José López Portillo derivado de un proceso de varios años que ha inundado el control del aparato burocrático y de los recursos y prerrogativas públicas que recibe el PRD, poniendo incluso en juego la independencia y alternancia del partido”. Antes de iniciar el cónclave perredista, integrantes de IDN tomaron la tribuna por algunos minutos, por lo que la Mesa Directiva debió usar una sede alterna para iniciar la reunión, declarar un receso y seguir con las negociaciones. Al terminar, en la madrugada, Navarrete dio su primer discurso, en el que anunció que el PRD buscará reconstruir la relación con otros partidos de izquierda, a través de la figura de Cárdenas, con quien se reunió en días pasados para proponerle lo anterior y que encabezará la lucha por la consulta popular en materia energética. Señaló que buscará dialogar con Morena, partido encabezado por Andrés Manuel López Obrador, quien se ha negado sistemáticamente a pactar, aun en cuestiones electorales, con el PRD desde que firmaron el Pacto por México. El ahora presidente nacional del PRD, Carlos Navarrete, nombró a los integrantes del Comité Ejecutivo Nacional: Juan Hugo de la Rosa como secretario de Organización; en Asuntos Electorales, José Guadarrama; en Comunicación, Difusión y Propaganda, Amalia García; en Formación Política, Mara Cruz; en Relaciones Internacionales, Javier Salinas; y en Equidad y Género, Rosario Tapia, entre otros.

Comentarios