Efecto Ayotzinapa pulveriza turismo y comercio de Guerrero: Concanaco

miércoles, 10 de diciembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Guerrero dejó a esa entidad federativa un vendaval de pérdidas en sus principales motores económicos: el turismo y el comercio. De hecho, se prendieron los focos dentro de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), organismo que expresó su preocupación y desesperación ante la caída de la economía guerrerense. Zacarías Rodríguez Cabrera, presidente de la Canaco-Servytur, aseguró en rueda de prensa que muchos empresarios están desesperados y “estamos ahogándonos” ante el débil consumo y la persistente violencia que prevalece en la entidad. El líder empresarial alertó sobre el cierre de grandes empresas como Coca-Cola, que daba trabajo a más de 400 personas; además, Productos de Cantera, que fabricaba productos de exportación y dejó sin sustento a alrededor de 400 empleados, aparte de Molino San Antonio y varias gasolinerías. Rodríguez Cabrera agregó “podríamos hacer una lista interminable de empresas que han cerrado… Son más de mil empleos que se han perdido de empresas importantes. Ha habido cierre de negocios por la falta de consumo”, deploró. En el mismo tono, la vicepresidenta de la Concanaco en la zona sur del país, María Eugenia Pérez, advirtió: “Esto no es solamente de 90 días atrás, hemos tenido encima la presencia de la delincuencia organizada, los huracanes Ingrid y Manuel, tenemos un daño desde atrás… Los que más sufren son los informales, nosotros hemos tratado de mantener las plazas, pero necesitamos apoyo de las autoridades”. La violencia y los hechos ocurridos en Iguala con la desaparición de los normalistas ya impactaron al comercio y al turismo dejando una merma de 500 millones de pesos, aunque el líder nacional de la Concanaco, Enrique Solana Sentíes, precisó que “el daño en Guerrero es muy difícil evaluarlo. Si una empresa tiene un par de meses malos, está perdiendo un año. El estado lleva más de 90 días en crisis”. En esa entidad existen 191 mil unidades económicas, de las que 97% son micro y pequeñas empresas; mientras que seis de cada 10 se dedican a los servicios. “Están detenidas todas, ya que dependen del comercio y el servicio al turismo“, alertó Solana Sentíes. En Acapulco, el panorama no cambia mucho. De acuerdo con Raúl Alejandro Hiracheta, líder de la Canaco en ese puerto, el caso Ayotzinapa impactó en el “puente” del 20 de noviembre, ya que se esperaba una ocupación de 70% y sólo se llegó a 30%. “Cuando se desploma el turismo, las ventas también lo hacen, aunado a eso hubo amenazas del cierre de comercios… Las expectativas para fin de año es superar 90% de ocupación; la derrama económica era de 2 mil millones de pesos, pero si se nos cayó la ocupación, se espera que también bajen los ingresos”, detalló. Para Javier Saldívar Rodríguez, presidente de la Comisión de Honor y Justicia de la Canaco-Acapulco, la actividad económica “está muy lesionada”, ya que cerraron más de 3 mil comercios en los últimos tres meses. Saldívar advirtió que “lo de los normalistas le da una puntilla al estado de Guerrero en la reconstrucción de tejido social, de vialidades, puentes, escuelas del programa Nuevo Guerrero”. Insuficientes, las acciones del gobierno La Concanaco-Servytur también criticó las acciones impulsadas por el gobierno de Enrique Peña Nieto para reactivar la economía en Guerrero, ya que las consideró “cortas” y sin alcance en el largo plazo, además de que “alargarán la agonía del comercio”. Saldívar Rodríguez advirtió que “el decreto es muy pequeño para las necesidades de todo el comercio, servicios y turismo. Nos están dando facilidades de pago, pero en Guerrero 96% es microempresario, así que necesitamos cosas más de fondo para una reactivación verdadera”. La semana pasada, Peña Nieto anunció una serie de acciones que incluyen el apoyo a los contribuyentes de los municipios de Acapulco, Chilpancingo, Iguala, Taxco y Zihuatanejo, con el fin de que cuenten con mayor liquidez en estos meses. Es por ello que tendrán mayores facilidades para poder cumplir con sus impuestos y cuotas de seguridad social de forma diferida. El decreto precisa que los pagos de impuestos para noviembre y diciembre de este año, así como de enero, febrero y marzo de 2015 se podrán diferir. Además, “las devoluciones del IVA se realizarán en un periodo máximo de 10 días hábiles. Los contribuyentes que estén pagando un crédito fiscal podrán continuar con sus parcialidades hasta abril de 2015 sin ningún recargo, y la condonación de hasta 100% de multas y recargos del Infonavit”, detalló el mandatario durante su anuncio en el puerto de Acapulco. Sin embargo, el sector comercial no se convenció de estos apoyos. El líder de la Canaco en Iguala dejó en claro que “si no se nos exenta cuando menos 50%, tenemos la seguridad de que la reactivación económica no se va a lograr en seis meses, y menos en la ciudad de Iguala, que vive principalmente del comercio”. Mientras que Enrique Solana explicó que “las empresas tienen trabajadores, los trabajadores cuestan IMSS e Infonavit, pero no estamos trabajando, estamos conservando los empleos, si no condonan, de todos modos vamos a tener que pagar. Habría que revisar para preservar los alrededor de 417 mil trabajadores… Si queremos conservar las plazas de trabajadores, necesitamos medidas más drásticas”. La realidad es que la situación se está saliendo de control, al grado de que el mismo Banco de México ha expresado en varias ocasiones su preocupación de que los hechos ocurridos en Iguala afecten la actividad económica no sólo de Guerrero, sino del país entero.

Comentarios