El EZLN invita a padres de normalistas a participar en el Festival Mundial de las Resistencias

lunes, 15 de diciembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) cedió su espacio a los padres de los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa en el Primer Festival Mundial de las Resistencias y las Rebeldías contra el Capitalismo que se realizará del 21 de diciembre al 3 de enero del año entrante, y los convocó a la celebración del aniversario del grupo armado en la comunidad de Oventic, Chiapas este fin de año. En un largo comunicado firmado por el subcomandante Moisés, los zapatistas destacan la importancia de que se siga escuchando la voz de los familiares de los normalistas desaparecidos el 26 de septiembre en Iguala, Guerrero a manos de policías municipales, en complicidad, ahora se sabe, con fuerzas federales. “Nosotras, nosotros, zapatistas del EZLN, pensamos que es tan importante lograr que retomen su lugar las voces de los familiares y compañeros de los asesinados y desaparecidos de Ayotzinapa”, dice Moisés en su texto luego de anunciar su decisión de no participar en las actividades previstas en San Francisco Xochicuautla, municipio de Lerma en el Estado de México; Temoac, Morelos, Candelaria, Campeche, y la ciudad de México. Los zapatistas pidieron a los organizadores del Congreso Nacional Indígena (CNI) y a quienes se han organizado para transportar a la delegación zapatista y darle alojamiento, alimentación, seguridad y salud, que hagan lo mismo para con los familiares y estudiantes de los Normalistas de Ayotzinapa. “Por eso pedimos que los atiendan, escuchen y les hablen como si fueran cualquiera de l@s 20 zapatistas, 10 mujeres y 10 hombres, que formarían nuestra delegación”, señala Moisés. Piden los zapatistas a los familiares de los normalistas de Ayotzinapa que acepten su invitación y nombren una delegación de 20 personas  --10 mujeres y 10 hombres--, para que participen como invitados de honor en el Festival Mundial de las Resistencias y Rebeldías contra el Capitalismo que se efectuará del 21 de diciembre al 3 de enero del 2015. “Para nosotros, nosotras las zapatistas fue muy importante escucharlos directamente. Creemos que será muy bueno que todas las personas que asistan al festival tengan el mismo honor que nos concedieron. Y creemos también que a ustedes les aportará mucho el conocer otras resistencias y rebeldías hermanas en México y el mundo. Podrán ver entonces lo grande y extendido que es el “no están solos”, sostiene el representante del EZLN. Por otro lado, los zapatistas hacen una serie de cuestionamientos a quienes han señalado a los “anarquistas” como responsables de la violencia en las últimas marchas en la Ciudad de México de apoyo a los normalistas de Ayotzinapa. “En las recientes movilizaciones por la verdad y la justicia para los normalistas de Ayotzinapa, se ha repetido la disputa por imponer el carácter de las movilizaciones, ahora llegando a la criminalización de quienes coinciden con un estereotipo trabajado: jóvenes, con el rostro cubierto, vestidos de negro, y que son o parecen anarquistas. En suma, son mal portados. Y como tales deben ser expulsados, señalados, detenidos, amarrados, entregados a la policía o a la justa ira de los sectores progresistas. A esto se ha llegado con reacciones coincidentes o cercanas a la histeria en algunos casos, y a la esquizofrenia en otros, impidiendo una argumentación razonada y un debate necesario”, señala el representante del EZLN. “¿Quién es quién para decir que esas demandas, que son las de cualquier ser humano en cualquier parte del mundo, tienen que expresarse de tal o cual forma? ¿Quién escribe el “manual de buenos y malos modos” para expresar el dolor, la rabia, la inconformidad?”, cuestiona Moisés en un largo comunicado. Insiste: “Entonces, ¿quién ha otorgado los cargos de comisarios del buen comportamiento para el apoyo y la solidaridad? ¿De dónde viene ese alegre señalar a unos y a otras como “agentes gubernamentales”, “infiltrad@s” y, ¡horror de horrores!, “anarquistas”?”. Los zapatistas inquieren que no por traer el rostro oculto, actuar violentamente y destrozar negocios son “infiltrados” del gobierno, pues muchos de estos últimos no necesitan ocultar su rostro para incrustarse en los movimientos.