Vandalizan cuartel de infantería en Iguala

viernes, 26 de diciembre de 2014
MEXICO, DF, (apro).- Familiares de los normalistas desaparecidos e integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) vandalizaron este viernes el 41 cuartel de infantería, ubicado en Iguala, Guerrero. Las instalaciones castrenses fueron pintarrajeadas, la puerta fue golpeada y los inconformes también lanzaron cuatro cohetones contra el inmueble. Al conmemorarse tres meses de la desaparición de los normalistas, familiares y estudiantes protestaron frente al establecimiento militar y luego marcharon por las calles de Iguala. Entre las pintas realizadas el muro del cuartel se encuentran: “Faltan 43” y “Aquí están los asesinos”. [gallery type="rectangular" ids="391537,391536,391534,391545"] Durante la protesta, madres de los jóvenes desaparecidos golpearon la reja de las instalaciones militares, mientras otros manifestantes intentaron derribar la reja. Incluso uno de los inconformes, embozado, ingresó a la entrada del cuartel para impedir que un militar los fotografiara. Después de unos diez minutos, los manifestantes se retiraron del cuartel y continuaron con su marcha rumbo al palacio municipal de Iguala. La movilización partió del sitio donde fueron asesinados los normalistas Daniel Solís Gallardo y Julio César Ramírez Nava. La marcha la encabezaron algunos de los padres de los 42 normalistas desaparecidos, seguidos por estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa y de docentes de la CETEG. Ya en la explanada del palacio municipal de Iguala, uno de los representantes de los padres de los normalistas hizo un llamado a los mexicanos para “salir de sus hogares y unirse a las manifestaciones para exigir no más desaparecidos en el país”. Hermenegildo Ortega, tío de Mauricio Ortega, uno de los normalistas desaparecidos, admitió: “Sé que me expongo, pero eso no importa porque vale la pena alzar la voz”. En el micrófono se lanzaron consignas como “¡Mexicano, no te ocultes en tu hogar, no esperes y levanta la voz! Nosotros los indígenas tenemos miedo pero también tenemos rabia contra el narco-gobierno. ¡La lucha la vamos a lograr!”. Una de las participantes en la marcha destacó que este “26 de diciembre nos encontramos nuevamente con la consigna de que no hay festejo de Año Nuevo hasta encontrar a nuestros 42 compañeros y a todos los que han desaparecido en Iguala”. Durante la movilización, los normalistas exigieron la renuncia del gobernador interino Rogelio Ortega Martínez.