Senadora ligada a Templarios pide licencia y levanta denuncia ante la PGR

jueves, 6 de febrero de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La senadora del PRD, Iris Vianey Mendoza, solicitó este mediodía licencia a su cargo por 30 días para que se investiguen las acusaciones que la vinculan con los Caballeros Templarios. Horas más tarde, en votación económica, el Senado aprobó la solicitud de la legisladora. “Los señalamientos en contra de mi persona son totalmente falsos, son una genuina amenaza en contra de mi persona y de mi familia. No podemos permitir que se instale la duda de que uno de los miembros del Senado pertenece a estos grupos. “He mandado un documento donde solicito una licencia de 30 días. No necesito el fuero constitucional porque no tengo ninguna relación con ningún grupo de la delincuencia organizada”, informó la senadora Mendoza. La legisladora propuso incluso un punto de acuerdo para que sea el mismo Senado el que solicite la investigación y se deslinden responsabilidades. La decisión de la senadora michoacana mereció un comentario por parte del presidente nacional del PRD, Jesús Zambrano. En su cuenta de Twitter, el lider perredistas escribió lo siguiente: “Reconozco el valor de la decisión de la sen Iris V.Mendoza de solicitar licencia al cargo y exigir investigación pronta y a fondo a la PGR”. Más tarde, difundió un comunicado en el que celebra la decisión de la senadora Mendoza de separarse de su cargo 30 días para que la Procuraduría General de la República (PGR) investigue las acusaciones en su contra sobre sus posibles vínculos con el grupo criminal de los Caballeros Templarios. No obstante, Zambrano pidió, que las indagatorias de la PGR se extiendan a otras personas señaladas por José Manuel Mireles, el exvocero de las autodefensas, entre ellas “altos funcionarios priistas del gobierno de Michoacán”, como el actual secretario general de Gobierno Jesús Reyna, así como el coordinador de los diputados panistas Luis Alberto Villarreal, acusado de corrupción. “Iris Vianey Mendoza ha dicho que estas imputaciones son falsas y que, por lo tanto, al estar libre de toda culpa, no sólo exige que la autoridad competente investigue y aclare la situación, sino que está dispuesta a colaborar con ese proceso legal al separarse del cargo y que no se obstruya ninguna acción bajo la figura del fuero constitucional”, dijo el líder nacional del PRD. También destacó que el sistema jurídico mexicano parte de la presunción de inocencia de la gente hasta que la ley no demuestre lo contrario, “por eso la decisión de la senadora Mendoza contribuye a dejar claro que ella y el PRD estamos comprometidos con el estado de derecho. “Lo que yo esperaría es que todos los señalados y que hoy tienen responsabilidades públicas se separen provisionalmente de sus cargos y se pongan a disposición de las autoridades correspondientes a fin de facilitar el deslinde de responsabilidades”, sostuvo. A su vez, el coordinador de los senadores perredistas, Miguel Barbosa, manifestó que ante la decisión valiente “de alguien que ha sido difamada, que ha recibido imputaciones muy graves”, los perredistas mantienen su voto de confianza en Iris Vianey Mendoza. En rueda de prensa, al término de la sesión ordinaria, Barbosa consideró que es deber de las autoridades esclarecer cualquier señalamiento “y no únicamente lo derivado de una fotografía”. “Así es que es un buen ejemplo para que todo aquel que sea señalado por una conducta ilegal, tome una decisión y no se escude en ningún fuero constitucional mediante el cual se obstruya el esclarecimiento de los hechos”, indicó. Barbosa confirmó que el mismo, junto con el presidente del Senado, el priista Raúl Cervantes, acompañaron a la senadora a presentar una denuncia de hechos ante la PGR. Según Barbosa, la actual situación de la sendora Iris Vianey Mendoza “no daña la imagen” del PRD porque están confrontando el hecho con claridad. “Y yo espero la comprensión de la ciudadanía en una posición que, creo yo, debe ser reconocida por parte de la gente que observa estos acontecimientos”, comentó. Por su parte, Cervantes explicó que la misma senadora perredista le pidió presentar la denuncia junto con ella, para que se esclarecieran los hechos que se han difundido. “Es una denuncia de hechos para que se investigue lo que es público y notorio que se difundió en la persona de la senadora, y es obligación que le diéramos vista para que se inicie una investigación, y en caso de que no hubiera ningún resultado delictivo, que se limpiara el nombre de la senadora", acotó el senador del PRI. La senadora Iris Vianey Mendoza se reunió con el titular de la PGR, Jesús Murillo Karam, a quien presentó una denuncia de hechos por los señalamientos formulados por Mireles, quien, en entrevista con la periodista Carmen Aristegui, la acusó de tener vínculos estrechos con los templarios. Dicha acusación provino un par de días después de que las autodefensas difundieran en las redes sociales una fotografía de la legisladora en la que se le observa en una fiesta al lado de Melissa Plancarte, hija del líder templario Enrique, Kike, Plancarte. Sobre la foto, la perredista afirmó fue tomada en 2011 durante la fiesta de un amigo estilista en Apatzingán, cuando Melissa Plancarte era una desconocida. A fines del año pasado, la senadora también fungió como intermediaria para que el Senado abriera la puerta a un grupo de michoacanos, entre los cuales habría algunos templarios.