Bajo amenazas de Los Templarios, ofician misa por la paz en Michoacán

sábado, 8 de febrero de 2014
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Bajo supuestas amenazas de templarios, el sacerdote Gregorio López Jerónimo, conocido como el padre Goyo, ofició esta tarde un rosario en la catedral de Apatzingán en la cual estuvieron presentes integrantes de grupos de autodefensa que ingresaron hoy a esa ciudad. Los guardias comunitarios que participaron en la homilía fueron encabezados por Hipólito Mora, fundador del movimiento armado, quien traía un chaleco antibalas. El religioso dijo que lo ocurrido este sábado es una de las primeras etapas para limpiar a esa localidad de criminales. El padre Goyo afirmó que trabajan en conjunto con el gobierno federal para restaurar la paz en esa comunidad de Tierra Caliente. Explicó que para alcanzar la tranquilidad se deben pasar tres fases: La primera es la reconciliación entre las personas que han sido víctimas y los familiares de los criminales. La segunda es la justicia, por lo que indicó que se deben regresar los bienes a las personas que se los arrebataron y tercera, la paz que consistirá en limpiar Apatzingán de criminales. Las autodefensas mantienen barricadas en los cuatro accesos a la ciudad de Apatzingán. El sacerdote Gregorio López encabeza el Consejo Ciudadano Responsable de Impulsar el Sano Tejido del Orden Social. Horas antes de celebrarse la homilía, los autodefensas captaron en sus radios una comunicación de Los Caballeros Templarios donde amenazan con matar a personas inocentes si el Ejército y la Policía Federal permitían el avance de los comunitarios. Supuestamente la voz pertenecía a El Siete Siete, conocido también como El Pantera, a quien se identifica como Juan Aibar Mendoza, presunto jefe de la plaza. “No nos hacemos responsables de todas las muertes de personas inocentes que puedan ocurrir”, fue la advertencia.

Comentarios