"Salidas de emergencia del autobús no abrieron", relata sobreviviente

lunes, 14 de abril de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en coordinación con las de Veracruz y Tabasco iniciaron las investigaciones para deslindar responsabilidades por el accidente de un autobús turístico en Veracruz, en el que murieron 36 personas y cuatro más resultaron heridas. El gobernador de Veracruz, Javier Duarte, afirmó que se “llegará hasta las últimas consecuencias” para determinar si sólo fue un accidente o hay alguna responsabilidad penal. Sin embargo, reveló que el peritaje entregado por la Policía Federal establece que el tractocamión de la empresa Prolac se encontraba mal estacionado y por ello el autobús de pasaje se impactó. Por su parte, el secretario de Gobierno de Tabasco, Raúl Ojeda Zubieta, informó que será la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) la que lleve a cabo las investigaciones para deslindar responsabilidades porque las dos unidades siniestradas tienen placas federales. A través de sus cuentas de Twitter, los gobernadores de Veracruz y Tabasco, Arturo Núñez, expresaron sus condolencias a las familias de los pasajeros fallecidos y ofrecieron el respaldo y apoyo de su gobierno para las familias de las 36 víctimas. Viajes “Huicho” se deslinda En tanto, familiares de las 36 víctimas interpusieron hoy una denuncia en la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de Tabasco contra la empresa Huicho, misma que subarrendó el autobús siniestrado a la firma Turtles Tour. “Nosotros presentamos la demanda en contra de la empresa de transporte ‘Huicho’ como primera persona responsable, de ahí se van a derivar” más responsables conforme avancen las investigaciones, expresó José Manuel Martínez, tío de Vianey, una pequeña de un año y ocho días de nacida quien falleció en el accidente junto con sus padres. Detalló que se trata de una demanda “colectiva” porque todos están declarando en la misma investigación. José Antonio Lara de la Cruz, abogado de la empresa de Viajes Huicho, deslindó a su cliente de la responsabilidad del accidente y afirmó que, en todo caso, es la empresa Turtles Tour la propietaria del vehículo, la que debe hacerse cargo del pago de indemnización a los deudos. Según el abogado, será la aseguradora Qualitas la que se encargará de los pagos a los deudos que, según la ley, serían de aproximadamente de 98 mil pesos por víctima, incluidos menores y adultos. Inician identificación de las víctimas Los cuerpos de las 36 víctimas del accidente ocurrido la madrugada del domingo 13 en el tramo carretero Cosoleacaque-Tinaja, en Veracruz, llegaron hoy a Villahermosa, Tabasco, para iniciar el proceso de identificación y entrega de cuerpos a los deudos. Familiares de los fallecidos llegaron hasta el estacionamiento del Instituto de Vivienda de Tabasco, a donde un tráiler de la Cruz Roja trasladó los féretros, para iniciar el procedimiento de identificación de sus familiares mediante pruebas de ADN ya que los cuerpos quedaron completamente calcinados. Sólo cuatro personas sobrevivieron al choque del autobús de turismo contra un tractocamión que se encontraba mal estacionado, en el kilómetro 135 de la autopista Cosoleacaque-Tinaja, a la altura del municipio de Juan Rodríguez Clara, al sur de Veracruz. Los cuatro sobrevivientes –identificados como Lucero Rodas Pérez, Manuel Quino Tejeda, José Antonio Morgan Candelario y Bryan Gerardo Álvarez García– lograron escapar por la parte trasera del autobús y fueron trasladados al Hospital Metropolitano de Acayucan donde los reportaron fuera de peligro. Incluso, por la tarde de este lunes Morgan Candelario y Álvarez García dejaron el hospital. El autobús de la empresa de transportes turísticos Huicho, S.A. de C.V. que se dirigía de Villahermosa, Tabasco, al Distrito Federal, explotó al momento del impacto. La Secretaría de Protección Civil (PC) informó que el tráiler que propició el accidente –placas 408VX-8 del SPF–, cuyo chofer se dio a la fuga, pertenece a la empresa Proteína Láctea Prolac, con domicilio en Tepatitlán, Jalisco. Según el testimonio de José Antonio Morgan, de 24 años, uno de los sobrevivientes, tras el choque los pasajeros jamás pudieron abrir las salidas de emergencia del autobús. En cuestión de segundos, dijo el joven gerente de un restaurante de Villahermosa, el autobús empezó a incendiarse y las palancas de las salidas de emergencia no respondieron. “No pudimos activar las palancas de emergencia, sólo la escotilla del baño para salir por la parte de arriba (…) Me dirigí hacia la parte de adelante pero vi que eran demasiadas las llamas y mucho humo”, narró el joven aún en shock. Luego se percató que una persona atrás había abierto la escotilla y regresó para intentar salir por ahí. Vio que dos personas más intentaban salir y para entonces el autobús estaba completamente en llamas. Sin pensarlo, se arrojó desde el techo y se arrastró hasta la orilla de la carretera mientras escuchaba pequeñas explosiones. Temeroso de una explosión mayor, se alejó lo más que pudo y ya sólo pudo observar la escena. “Ya no había nada más que hacer, más que esperar”, dijo el joven entre lamentos porque recordó que en el autobús viajaban niños de meses y hasta como de 10 años. En su cabeza retumban los gritos de desesperación de los pasajeros que no tuvieron la misma suerte que él. “Escuchaba los gritos de: ‘¡vamos a salir!’, golpeaban… Una persona me dijo: ‘apúrate por favor’”, relató. José Antonio y los otros tres sobrevivientes se recuperan en un hospital, en Acayucan, Veracruz, y el gobierno de Tabasco ofreció el apoyo para regresarlos a su lugar de origen. Hasta el momento, no hay un listado oficial de los fallecidos; la primera lista fue proporcionada por la empresa de transportes turísticos y en ella sólo aparecen los nombres de los titulares con el número de acompañantes. Para los deudos de las víctimas, el tortuoso proceso de identificación, que según el gobernador de Tabasco Arturo Núñez podría tardar hasta cinco días porque no se cuenta con el equipo especializado para hacerlo, apenas comienza. En el proceso de identificación de las víctimas participarán autoridades de Chiapas, Veracruz y Distrito Federal, ya que en Tabasco se carece del material, equipamiento e insumos necesarios para realizar este tipo de pruebas. Rebeca Crespo, quien perdió a sus padres en el accidente, dijo que a los familiares los canalizan hacia la Procuraduría General de Justicia (PGJ) para tomarle muestras de ADN y compararla con las de los cuerpos calcinados. A ella le informaron que el procedimiento de identificación podría tardar de 48 a 72 horas, o más. Sus padres se dirigían a Puebla, de donde su padre era originario, pero residían en Villahermosa, de donde era originaria su madre. Él tenía 46 años, ella 41. El estacionamiento del Instituto de Vivienda de Tabasco, habilitado para la recepción de los cuerpos, se mantuvo este día resguardado por elementos de la Policía Estatal y fueron dispuestas ambulancias de la Cruz Roja y del Servicio Estatal de Urgencias para atender algún malestar de los familiares. También fue colocado un toldo donde se ofreció un servicio religioso en memoria de los fallecidos. El gobernador tabasqueño dijo que desde el domingo también se instaló un centro de atención para los familiares, a fin de ofrecerles asistencia jurídica. Condolencias presidenciales El presidente Enrique Peña Nieto también ofreció sus condolencias a los familiares de las 36 personas que fallecieron en el accidente, durante una gira por Zacatecas en la que inauguró 21.3 kilómetros de la carretera que une la ciudad de Jerez y Tepetongo. “Aquí vale la pena recordar un lamentable accidente ocurrido el día de ayer en Veracruz, que es del dominio público, en el que lamentablemente perdieron la vida varios habitantes de Tabasco y Veracruz. Aquí expresamos nuestro más sentido pésame a los familiares de quienes perdieron la vida”, dijo y adelantó que durante la Semana Santa, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) hará revisiones continuas para garantizar que los choferes de autobús circulen en óptimas condiciones.

Comentarios