Anuncian visita a México de relator de la ONU especializado en tortura

miércoles, 16 de abril de 2014
MÉXICO, D.F., (apro).- El relator especial sobre tortura de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Juan Méndez, realizará una visita de trabajo durante 12 días a México, a fin de evaluar los avances para prohibir la tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes en el país, informó el organismo internacional. La visita de Méndez ocurre dos años después de que México fuera sometido a revisión por parte del Comité contra la Tortura en Ginebra, donde un grupo de expertos emitió una serie de recomendaciones, entre ellas la de la abolición del arraigo. Invitado por el gobierno de Enrique Peña Nieto, Méndez sostendrá reuniones con funcionarios de administración de justicia, representantes del Poder Judicial, legisladores, comisiones de derechos humanos, organizaciones civiles internacionales y regionales, así como víctimas de la tortura y sus familiares. En un comunicado, la ONU informó que las reuniones se llevarán a cabo en el Distrito Federal, Nuevo León, Chiapas y Baja California. El relator, añadió, “visitara prisiones, estaciones de policía, centros de interrogación, centros de privación de libertad de menores y mujeres, hospitales psiquiátricos y estaciones migratorias para evaluar las condiciones de detención”. Entre los asuntos que abordará Méndez, de nacionalidad argentina, destacan la “implementación de la nueva legislación procesal penal, así como la extracción forzada de confesiones y el uso del arraigo”. El relator sobre tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes manifestó que su expectativa es “entablar un diálogo constructivo con autoridades gubernamentales y los dirigentes de la sociedad civil para ayudar a las autoridades en el cumplimiento de los estándares de derecho, la promoción de la investigación y enjuiciamiento de todas las acusaciones de tortura y malos tratos de conformidad con los principios internacionales, y la garantía de reparación para las víctimas”. Por lo pronto, recordó la obligación de México de realizar investigaciones prontas e imparciales “de todas las acusaciones de tortura, así como el enjuiciamiento y castigo de los responsables”, para estar a la altura de los tratados internacionales sobre la prohibición de la tortura. Asimismo, resaltó que las investigaciones judiciales “crean un ambiente de credibilidad y confianza hacia las autoridades, que es necesario para el desarrollo de una cultura de derechos humanos y el bienestar de los ciudadanos”. El relator especial del Comité contra la tortura, que forma parte del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, asumió el cargo el primero de noviembre de 2010. Hasta 2009 fungió como presidente del Centro Internacional para la Justicia Transicional, de 2004 a 2007 se desempeñó como asesor especial del secretario general de la ONU sobre la Prevención del Genocidio, y entre 2009 y 2010 fungió como asesor en prevención del crimen para el fiscal de la Corte Internacional Penal. Actualmente Méndez trabaja como profesor de Derecho en American University Washington College o Law y como copresidente del Instituto de Derechos Humanos Internacional Bar Association.