La izquierda está urgida de un nuevo discurso: Juan Ramón de la Fuente

lunes, 28 de abril de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La izquierda en México está “urgida” de un nuevo discurso y una nueva narrativa de “total apertura” y compromiso “ineludible” con la democracia, afirmó el exrector de la UNAM, Juan Ramón de la Fuente. Durante su participación en la conferencia magistral La educación para el desarrollo social y la democracia en el Encuentro Internacional la Izquierda Democrática que se realiza en la Ciudad de México, el exrector sostuvo que los partidos políticos están lejanos a la sociedad y no representan más allá de sus intereses. Por ello destacó la necesidad de apostar a la educación en el país a fin de construir una base social que garantice que la democracia mexicana no se convierta en una plutocracia, en una burocracia y menos que se subordine a una “mercadocracia”. “Sólo escuchando las voces de una sociedad abierta y plural, y sin pretender imponer la visión nuestra, se podrá alcanzar esa nueva unidad de las izquierdas que lejos de ser monolíticas deben tener la capacidad de escuchar, de preguntar y de debatir. “Estas tienen que ser las preocupaciones de una izquierda moderna”, subrayó. El también presidente de la Asociación Internacional de Universidades abundó que para la izquierda moderna la libertad de conciencia y su respeto es un tema fundamental, por lo que el tipo de democracia que ésta debe impulsar deber ser la que hace valer los derechos de las minorías, respetando las decisiones generales emanadas de los procesos electorales. “La libertad y justicia deben ser parte ineludible del patrimonio de la izquierda moderna, sólo así se podrá ser legitimo portavoz de las legítimas voces de la sociedad que expresan necesidades diferentes pero todas importantes”, subrayó. De la Fuente refirió que en las democracias es fundamental garantizar el derecho a la salud, al trabajo, la vivienda y la educación porque “abona a generar condiciones para un desarrollo más humano con mejores empleos y posibilidades de una vida digna para quienes menos tienen”. Una sociedad que no transmite conocimiento –advirtió– genera violencia y la educación, por el contrario, contribuye a evitar la injusticia y la corrupción, además de ser palanca de desarrollo y motor de cambio en las sociedades. La educación con la cultura, abundó, es como mejor se puede hacer frente a la pobreza y la desigualdad: “Necesitamos a Mario Molina pero también a Alfonso Cuarón”, afirmó el exrector de la UNAM. El también expresidente de la Academia Mexicana de Ciencias enfatizó que la educación es el único medio que puede cortar las brechas inadmisibles entre los que tienen y los que menos tienen por lo que debe ser laica, garantizar la calidad en sus procesos y también la equidad en su acceso. “El mejor modelo de desarrollo sigue siendo ese modelo sustentado en la educación, conocimiento, cultura, ciencia y tecnología", recalcó. Hablar de educación, puntualizó, es decir: “Progreso y desarrollo sí, pero con justicia; justicia, progreso y desarrollo sí pero con democracia; y democracia sí pero con desarrollo y con justicia”. De la Fuente, quien es miembro de la Junta de Gobierno de la Universidad de Naciones Unidas y del Consejo de Naciones Unidas, aplaudió la realización de encuentros como el Internacional de la Izquierda Democrática porque –dijo—es un signo de madurez y apertura al diálogo donde no cabe la imposición de visiones. “El debate es bienvenido, nadie tiene el monopolio de las ideas; aquí no se trata de imponerle a nadie un punto de vista, sino de encontrar este espacio para escuchar y preguntar para contribuir a fortalecer la vida social y democrática”, concluyó. El Encuentro Internacional: La Izquierda Democrática se inauguró hoy y concluye el 4 de mayo con la Declaración México.

Comentarios