Por temor a pasar por Tamaulipas, 350 migrantes suspenden su viaje a EU

viernes, 2 de mayo de 2014
MONTERREY, NL, (apro).- Unos 350 migrantes centroamericanos que pretendían cruzar hacia Estados Unidos, decidieron suspender su viaje hacia la frontera norte de México y quedarse a radicar en Nuevo León, por temor a la violencia en Tamaulipas. El jueves 1, unos 15 autobuses procedentes de Saltillo, Coahuila, se detuvieron en la carretera Monterrey-Reynosa, a la altura de Cadereyta, y decidieron trasladarse a la Casa San Nicolás, en Guadalupe, donde recibirán asistencia mientras consiguen un empleo y dónde asentarse en la entidad. Los voluntarios del refugio comentaron que, desde hace más de un mes, hombres y mujeres procedentes de Honduras, Guatemala y El Salvador partieron en busca del sueño americano, pero al conocer el clima de violencia que hay en la ciudad de Reynosa, Tamaulipas, decidieron detenerse. Los viajeros señalaron que el 16 de abril iniciaron el recorrido unos mil 200 integrantes de la caravana, pero muchos se fueron quedando en diferentes ciudades del trayecto y otros se regresaron. En el cruce por México pasaron por Chiapas, Querétaro Veracruz, Puebla, Distrito Federal, Estado de México, San Luis Potosí y Coahuila hasta llegar a Nuevo León y Tamaulipas. Al estado llegaron unos 800 de ellos, de los cuales 350 decidieron quedarse en la localidad. Además de la ayuda que recibirán en Guadalupe, contarán con respaldo del organismo Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (Cadhac) y del gobierno de Nuevo León, que gestionarán otros espacios para hospedarlos. Antes de llegar aquí hicieron escala en la Casa del Migrante de Saltillo, donde fueron recibidos por el padre Pedro Pantoja, encargado del refugio en Coahuila. El religioso consiguió patrocinio para los autobuses que usan los centroamericanos. La casa del Migrante San Nicolás entregó víveres y alimento a los que siguieron su rumbo por la carretera Monterrey-Reynosa para establecerse, primero, en la casa de asistencia que hay en la ciudad fronteriza tamaulipeca y, después, intentar el cruce a Estados Unidos por las aguas del río Bravo.

Comentarios