Combate a la corrupción, tarea pendiente: ICC México

jueves, 19 de junio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El combate eficaz de la corrupción sigue siendo una tarea pendiente y debe ser un tema prioritario en la agenda nacional, sobre todo a partir de las llamadas reformas estructurales, afirma International Chamber of Commerce (ICC) México. De acuerdo con el Índice de Fuentes de Soborno (IFS) de Transparencia Internacional, entre 1970 y 2010 México generó flujos de salida de capital ilícito que representan una media anual de 5.2% del Producto Interno Bruto (PIB), señala ICC. Con ello, la posición del país en el índice de percepción de corrupción publicado por Transparencia Internacional empeoró pues se ubicó en el número 106 de 177, al mismo nivel que países como Armenia y Kosovo, y debajo de países como Barbados, Colombia y Argentina. Otro dato: Según la más reciente encuesta emitida en 2014 por PriceWaterhouseCoopers, 47% de las empresas mexicanas consideran a la corrupción como el mayor riesgo al hacer negocios globales, 25% afirma que se les ha solicitado algún tipo de dádiva para efectuar un negocio y 33% indica haber perdido un negocio aparentemente a causa de sobornos de la competencia. La ICC, órgano internacional del sector privado que desarrolla recomendaciones en materia de políticas y herramientas prácticas para la lucha contra la corrupción, asegura que las reformas estructurales que se están llevando a cabo son “la gran apuesta para el país”. Además, sostiene que las expectativas de la comunidad empresarial internacional derivadas de las reformas estructurales, son altas, pero advierte que “sin transparencia, rendición de cuentas y sin un órgano que vele por el Estado de Derecho con mecanismos de prevención y cumplimiento anticorrupción eficientes, las reformas estructurales quedarán truncas y no se podrán alcanzar los cambios que esperamos en nuestro país, ni brindará certidumbre jurídica a los inversionistas que quieran hacer negocios en México”. El organismo afirma que en estos tiempos de reformas y de bajo crecimiento económico, “se requiere de fuerza y unidad para prevenir y combatir la corrupción”. Las reformas implicarán la obtención de permisos y contratos de parte del gobierno. El fortalecimiento de los programas anticorrupción y la denuncia, serán “indispensables”, sostiene el organismo internacional.