Se extiende a EU exigencia por la liberación de Mireles

martes, 1 de julio de 2014
COALCOMÁN, Mich. (apro).- Las manifestaciones públicas para exigir la liberación del fundador de autodefensas en Michoacán, José Manuel Mireles Valverde, se extendieron a Estados Unidos. Michoacanos de los municipios de Coalcomán, Chinicuila, Tepalcatepec, Buenavista, Aquila y Coahuayana, entre otros, que radican en aquel país y simpatizan con el médico cirujano realizaron una marcha esta mañana en el Consulado mexicano de Los Ángeles, California, para exigir su libertad. “Exigimos la libertad inmediata de Mireles y todos los comunitarios presos por defender su patrimonio, familia y sus vidas, como Nestora Salgado”, reclamaron. Los michoacanos residentes en Estados Unidos anunciaron también que este miércoles realizarán otra manifestación en el Consulado de San José, California, y el viernes 5 una más en Times Square, en Nueva York. En esta ciudad, familiares de los detenidos el domingo pasado realizaron plantones en las oficinas de Administración de Rentas y del Ministerio Público. También cerraron la carretera a Aquila, para evitar el paso de un convoy de marinos a la costa, donde pueblo y autodefensas mantienen bloqueada la carretera costera en cuatro puntos. Dichas acciones son en seguimiento a las que iniciaron el lunes pasado con una manifestación multitudinaria en la que participaron más de dos mil personas, y el bloqueo carretero realizado para impedir la llegada a Coalcomán de un convoy de marinos. Por la tarde, decenas de inconformes participaron en la marcha “Por la paz en Michoacán y la liberación de Mireles y sus compañeros”, en Tepalcatepec, tierra natal del exvocero de las autodefensas y donde surgieron los primeros grupos en febrero de 2013. Es la segunda vez que los habitantes de esta ciudad salen a las calles a pedir justicia. La primera fue el 24 de febrero del 2013, para exigir la expulsión del crimen organizado, hoy para solicitar la libertad de quienes los liberaron de la delincuencia: José Manuel Mireles y los 69 autodefensas más capturados el domingo pasado. La caravana de inconformes, ataviados con camisas blancas, salió de la glorieta que va a Coalcomán. En su trayecto coreaban: “¡Mireles vive, la lucha sigue! Que nuestro grito se escuche hasta Hermosillo”. Ni la pertinaz lluvia minó el ánimo de los manifestantes que gritaban consignas contra el “mal gobierno”. Una patrulla de la Fuerza Rural encabezó la marcha. Atrás iba Ana Valencia, esposa de Mireles, con lentes oscuros para ocultar el llanto, mientras los seguidores del médico cirujano le decían: “Mireles saldrá, no tengan miedo a (Alfredo) Castillo”, comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral en Michoacán. Ana dio las gracias a todos y llamó a la unidad: “El gobierno es corrupto (…) hay que unirnos todos, porque Mireles dio la cara y era el único autodefensa no registrado, pero sus armas sí y (tenía) permiso para transportarla. Todo lo que dicen de la droga y armas es mentira”, sostuvo. Además informó que se están reuniendo 15 mil firmas para enviarlas a las Naciones Unidas y exigir la liberación del líder comunitario cuyos ideales, dijo, seguirán firmes a pesar de todo. “Lo pelaron, le quitaron el bigote, la tejana, lo golpearon. El pelo y el bigote le van a crecer y le volverán a dar otro sombrero; pero sus ideales, libertarios y de justicia, nadie se los va a quitar”, sostuvo la esposa de Mireles. En la marcha, dijo, participó gente de Tepalcatepec, Aquila, Chinicuila, Coahuayana, la Meseta Purépecha y de todo el estado. El evento termino con un “¡Viva Mireles!”. En Morelia, organizaciones no gubernamentales de derechos humanos exhortaron al gobierno federal a respetar los derechos políticos y fundamentales del médico cirujano, quien se encuentra en el penal federal de Hermosillo, Sonora acusado de portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército y delitos contra la salud. Los activistas exigieron también respetar los derechos de las autodefensas arrestados junto con Mireles el domingo pasado y argumentaron que estas detenciones no abonan a la estabilidad política del estado, sobre todo porque según testigos presenciales, en el operativo para la captura del fundador de las autodefensas y sus compañeros se violentaron sus derechos humanos.