"Ocupación temporal" afectará a 300 municipios norteños, alerta CIOAC

lunes, 21 de julio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El secretario general de la Central Independiente de Obreros Agrícolas  y Campesinos (CIOAC), Federico Ovalle Vaquera, afirmó hoy que de poco sirve que los diputados hayan sustituido el término “expropiación” por “ocupación temporal” en las leyes sobre hidrocarburos y electricidad porque ello no evitará el saqueo de los recursos naturales localizados en terrenos ejidales y comunales. También alertó que en 300 municipios norteños, donde se ubica particularmente el gas, serán afectados por la llamada “ocupación temporal”, mientras que en las entidades del sur-sureste, donde se localizan los recursos petroleros, se encuentran en la mira de las corporaciones extranjeras. Por ello, el líder de la CIOAC hizo un llamado a las organizaciones campesinas a hacer un frente común para no avalar la reforma “neoliberal” para el campo que plantea el gobierno federal, así como rechazar las leyes de hidrocarburos y de electricidad, debido a que se trata de “un saqueo de los recursos naturales que están en el subsuelo de terrenos ejidales y comunales”. Además, se congratuló de las movilizaciones campesinas que se llevan a cabo y señaló que es absolutamente pertinente que todas las organizaciones que se van a manifestar en las calles, lo sigan haciendo y de manera consensuada impulsen un frente común. Asimismo, se refirió a la iniciativa que establece una contraprestación de 0.5 y hasta 2% de las utilidades por la explotación de energéticos en el agro, aunque esto, denunció, tampoco resuelve la afectación que tendrán ejidatarios y comuneros. En cualquier asociación donde se involucra la tierra, el trabajo y la inversión, regularmente quienes trabajan el campo tienen una utilidad  de los beneficios de 30%, aclaró. En todo caso, acotó, “si se quiere hacer justicia, 30% sería el porcentaje que deben establecer las leyes secundarias para quienes cederán temporalmente la ocupación de sus bienes”. Por ello, expuso, “estamos en contra de la reforma para el campo planteada por el gobierno. Tampoco hemos participado en los foros desarrollados en la Sagarpa en tanto que entendemos que solamente es un esquema para validar un planteamiento que se pretende imponer. “No estamos dispuestos a avalar el saqueo y el despojo del patrimonio de los bienes de la nación y, particularmente, de los campesinos. Por ello exigimos del gobierno de la República y del Congreso de la Unión una reforma para el campo integral, una reforma que beneficie al país, a los campesinos y a la sociedad en su conjunto”, planteó.  

Comentarios