Pide AMLO a gobernadores que se amparen contra la reforma energética

domingo, 27 de julio de 2014
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Andrés Manuel López Obrador propuso a los gobernadores de Campeche, Fernando Ortega Bernés; de Chiapas, Manuel Velasco Coello, y de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez, a que presenten una controversia constitucional o un amparo en contra de la federación para impedir que se lleven las riquezas que son del pueblo y de la nación, como es el petróleo. Desde Juárez —zona petrolera de Chiapas— el tabasqueño llamó a Ortega Bernés, Velasco Coello y Núñez Jiménez a que actúen y que representen a sus pueblos ante el proyecto del priista Enrique Peña Nieto y con el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, de pagar 72 mil pesos, anualmente, a los gobiernos de Tabasco, Chiapas y Campeche –estados donde hay petróleo— por kilómetro cuadrado de superficie, es decir, 100 hectáreas, que se utilice para extraer el petróleo. Al manifestar su desacuerdo ante la acción de Peña y de Videgaray, López Obrador calificó la medida del gobierno peñista como “una bicoca, una migaja” y ejemplificó que si de un pozo petrolero se extraen 500 barriles diarios, ese pozo al año da 280 millones de pesos y van a pagar de impuesto 72 mil pesos”. El excandidato presidencial indicó que “no se puede permitir que se lleven toda la riqueza de Chiapas, de Tabasco, de Campeche, que destruyan el medio ambiente, contaminen, no den trabajo a la gente y no paguen ni siquiera impuestos a los estados”. Alertó que la medida de ley significa que los chiapanecos, los tabasqueños y los campechanos pagarían más impuestos de predial que lo que pagarían las empresas extranjeras que se van a llevar el petróleo de impuestos a estas tres entidades. En Tapalapa, municipios de la región norte de Chiapas, el exjefe de Gobierno del DF advirtió que si se entregan las ganancias del petróleo a extranjeros no habrá presupuesto –que actualmente es de 4 billones de pesos— y si la situación actualmente va a estar mal, se va a poner peor, sólo faltará que aprueben una ley que los mexicanos serán esclavos en su propia tierra. Comentó que los gobiernos se han dedicado a entregar todo, saquearon las empresas públicas: Teléfonos de México se entregó al empresario Carlos Slim en la época de Carlos Salinas de Gortari, se privatizaron los ingenios azucareros, los puertos, los aeropuertos, los Ferrocarriles Nacionales, entregaron 60 millones hectáreas del territorio nacional a empresas privadas para la explotación de oro, plata y cobre. “Y ahora quieren entregar el petróleo y la industria eléctrica nacional”, afirmó AMLO al explicar la importancia del petróleo para los mexicanos: de cada peso del presupuesto nacional, 40 centavos provienen de los ingresos del hidrocarburo y es lo que permite financiar la construcción de escuelas, carreteras, el pago de sueldos a los maestros y médicos, así como los programas sociales. En otro tema, indicó que Peña no ha hecho nada bueno ni por el pueblo ni por la nación, al contrario, profundizó en la misma política económica para afectar al pueblo e impuso cuatro reformas estructurales: laboral, educativa, fiscal y energética. Dio a conocer que las cuatro reformas afectan a los mexicanos, porque en primer lugar es para pagarle a los trabajadores por hora, contratar a los trabajadores a prueba, hasta por seis meses sin derechos; segundo es para quitar derechos a los maestros de México y poner la educación al mercado, como si fuese una mercancía. Reconoció que por la lucha del magisterio nacional se evitó la privatización al cien por ciento la educación en el país. “Vuelvo a dejar de manifiesto que nuestro movimiento siempre vamos a apoyar al magisterio nacional”. En el tercera modificación, prosiguió, es para aumentar los impuestos, pero no sería necesario llevar a cabo esos incrementos de gravámenes, si se combatiera la corrupción, se acabarán con los privilegios y los gastos onerosos en el gobierno de Enrique Peña Nieto. Adelantó que cuando triunfe el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) se echarán atrás las cuatro reformas de Peña que tanto daño le hacen al pueblo de México. Pidió a los ciudadanos no esperar nada bueno si continúa el actual sistema económico y político que sólo beneficia a una pequeña minoría, a costa del sufrimiento de la inmensa mayoría del pueblo.

Comentarios