Marina reparte culpas por inseguridad; minimiza violación a derechos

martes, 29 de julio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La Secretaría de Marina Armada de México (Semar) repartió responsabilidades ante la permanente crisis de seguridad en México y minimizó las acusaciones de violaciones a los derechos humanos en contra de militares. El director del Centro de Estudios Superiores Navales (Cesnav), el contraalmirante Ángel Enrique Sarmiento Beltrán, urgió al Ejecutivo a integrar una policía profesional, “llámese como se llame”; al Legislativo a “sacar de los cajones” las reformas en seguridad, y al Judicial, evitar que los delincuentes salgan de prisión. “Las Fuerzas Armadas estamos entrando en tareas (de combate al narcotráfico) sin nada, sin un escudo o legislación que nos ampare”, aseguró el encargado de la formación académica de los mandos de la Marina al participar en el seminario sobre Violencia en México de El Colegio de México. “Es urgente que México tenga una policía capacitada, llámese como se llame”, policía certificada, policía unificada, gendarmería o lo que sea, sostuvo, ante la decisión de varios gobiernos, en especial el del panista Felipe Calderón, de sacar a los militares de sus cuarteles para combatir al narcotráfico. El contraalmirante Sarmiento aludió a las distintas propuestas que han existido en el Poder Ejecutivo para crear una policía profesional. La más reciente, es la una y otra vez pospuesta división de Gendarmería de la Policía Federal. Según el gobierno de Enrique Peña Nieto, el nuevo cuerpo civil, con formación militar, entraría en funciones a fines de este mes. Sobre el Legislativo, el director del Cesnav dijo que los integrantes del Congreso deben “sacar de los cajones” y “acelerar” las reformas en materias de seguridad nacional y seguridad interior y otras para combatir el narcotráfico, en las que se definiría la participación de las Fuerzas Armadas en esa estrategia. Respecto al Poder Judicial pidió que, “no por omisiones o realidades, los delincuentes salgan libres por la impartición de justicia”. También dijo que durante el gobierno de Calderón muchas entidades de la República “doblaron las manos” y no participaron en contra de la delincuencia organizada, “más o menos como sucede ahora”. A pesar de que durante el sexenio pasado la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) abrió más de 9 mil expedientes por violaciones a derechos humanos, el mando de la Armada negó que ese sea el propósito de los militares al salir a combatir el narcotráfico.  

Comentarios