Implicado en homicidio de legislador, organizador de "reventón" panista

martes, 12 de agosto de 2014
MÉXICO, D.F., (apro).- El organizador del “reventón” de los legisladores panistas en una residencia de Puerto Vallarta, Jalisco, habría sido Edelmiro Sánchez Hernández, un personaje con oscuros antecedentes: fue investigado por sus presuntos vínculos con el narcotráfico y, más aún, aparece implicado en el asesinato del diputado de Nuevo León, Hernán Belden, acontecido el 7 de septiembre de 2012. En una segunda entrega de la fiesta panista, que estuvo aderezada con la presencia de bailarinas contratadas exprofeso, el diario Reporte Índigo pone la lupa ahora sobre la presencia de Sánchez Hernández, quien aparece sentado en el centro de la terraza de la lujosa Villa Balboa, mientras los legisladores bailaban, bebían y acariciaban a las chicas. Dicho personaje fue detenido en 2004 en el estado de Nuevo León, en posesión de 87 kilos de mariguana que transportaba en el interior de su camioneta. Sin embargo, quedó libre de narcotráfico, luego de que su chofer asumió la culpa. Tiempo después, en 2012, su nombre volvió a aparecer involucrado en otro hecho criminal: el homicidio del diputado regiomontano Hernán Belden. En la averiguación ministerial iniciada por ese caso, Edelmiro aparece como el último hombre que citó y habló con el legislador antes de ser levantado y asesinado en la Huasteca. En el video de la fiesta panista, Edelmiro aparece sonriente, platicando con los diputados Martín López, de Nuevo León, y Jorge Iván Villalobos, legislador por Sinaloa y vicecoordinador de la fracción panista. Incluso sonríe y se burla de cómo el legislador Martín López desliza su mano sobre los glúteos de una de las bailarinas. Se observa también cuando el personaje recibe de sus empleados un paquete de condones que muestra a López. Luego, cuando pasa una chica, el diputado de Nuevo León toca con su mano los glúteos de la bailarina, a lo que Edelmiro responde con una sonrisa e imita el movimiento de la mano del panista, simulando un exceso de delicadeza por parte del legislador neolonés. En ese momento se une a la conversación el vicecoordinador de la fracción panista en San Lázaro, Jorge Iván Villalobos, quien también se encuentra acompañado por una chica. El diputado Villalobos se ríe de la broma de Edelmiro y levanta su mano para pedirle a éste un condón, que de inmediato le entrega. Edelmiro vuelve a bromear sobre el condón: “como los que entrega Márgara allá”, en posible referencia a la alcaldesa regia (Margarita Arellanes), según Reporte Índigo. Ubicado en la terraza de la lujosa Villa Balboa, Sánchez Hernández recibe a los empleados que le llevan los pormenores de la organización de la fiesta y le entregan el paquete de condones para que él mismo los reparta. Según la nota, él y Walter Frank –amigo del alcalde de Movimiento Ciudadano, Ramón Demetrio Guerrero, y contratista del Ayuntamiento de Puerto Vallarta– habrían organizado la fiesta de los diputados. A Edelmiro Sánchez le habría tocado rentar la mansión Villa Balboa y a Walter Frank administrar la logística. En septiembre de 2012, el asesinato del diputado local de Nuevo León, Hernán Belden, estremeció a Monterrey. Comenzó como una investigación de secuestro y homicidio, perpetrado por el crimen organizado, pero pronto aparecieron nuevas pistas que implicaron a Edelmiro Sánchez. La Procuraduría General de Justicia de Nuevo León (PGJE) abrió sus investigaciones sobre un posible móvil político. Cuando Mauricio Fernández, alcalde panista de San Pedro Garza García, comentaba el secuestro de un joven, ocurrido la madrugada del 7 de septiembre, de pronto dijo públicamente que el diputado Belden acababa de ser privado de su libertad. El anuncio se dio cuando todavía no existía una denuncia por el secuestro. El alcalde decidió difundir la noticia a los medios de comunicación sin corroborar el hecho, porque su secretario del Ayuntamiento, Ugo Ruiz, le había informado de la privación de la libertad del diputado panista. Así que las sospechas se enfocaron sobre Ruiz, pero pronto éste dijo que a su vez él fue informado del secuestro de Belden por Edelmiro Sánchez. Aseguró que justo en el momento en que ocurría el secuestro de Belden, él hablaba por teléfono con la víctima. Extraoficialmente se conoció que Belden y Edelmiro Sánchez buscaban impulsar a varios panistas para cargos en San Pedro, incluyendo a Juan Carlos Casado, quien aspiraba ser designado como candidato del PAN a la alcaldía de San Catarina, precisamente con el apoyo de Edelmiro Sánchez y del vicecoordinador legislativo y asistente a la fiesta en Puerto Vallarta, Jorge Iván Villalobos. Fuentes panistas consultadas entonces dijeron que Edelmiro Sánchez operaba una estructura para el PAN para recolectar dinero de procedencia dudosa, principalmente para campañas y proyectos políticos panistas. Incluso algunos –precisa Reporte Índigo– lo ubicaron como recolector de dinero entre los gobiernos municipales del PAN para el Comité Ejecutivo Nacional del partido. Posteriormente, en 2004, Edelmiro Sánchez fue detenido por elementos de la Policía de Nuevo León, a bordo de una camioneta que transportaba 87 kilos de mariguana. Sin embargo, fue exculpado por la Procuraduría General de la República, porque el coacusado, Jaime Adrián Álvarez Araujo, asumió la culpa total del cargamento de droga que transportaba en el vehículo. Estos antecedentes no impidieron que Edelmiro Sánchez escalara a la cúspide del PAN y acumulara un sospechoso poder dentro de ese partido político. El oscuro personaje es hijo del expresidente del Colegio de Notarios de Nuevo León, Edelmiro Sánchez Sánchez, institución conocida como un enclave priista. También hay versiones que ligan a Edelmiro Sánchez con una red de extorsiones que operaba en Monterrey de comerciantes irregulares en las calles. Esta red estaba conectada con la Dirección de Comercio que dependía de la Secretaría del Ayuntamiento de Monterrey en 2012, cuando era encabezada por el diputado panista Juan Carlos Ruiz, destaca la nota de Reporte Índigo.

Comentarios