Personas con más escolaridad, quienes menos oportunidades tienen en México: OCDE

martes, 9 de septiembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El mercado laboral en el país no se ajusta a las necesidades de quienes cuentan con estudios superiores, alertó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). De acuerdo con el Panorama de la Educación 2014, presentado por Gabriela Ramos, directora del gabinete de la OCDE, “el mercado laboral en México favorece a aquellos que no tienen un alto nivel educativo en mayor medida que en otros países”. En videoconferencia, Ramos destacó que las tasas de empleo en México tienden a estar por encima del promedio de la OCDE para personas con un nivel educativo por debajo de la enseñanza media superior (64% en México, en comparación con el promedio de la OCDE, de 55%), y por debajo del promedio de la OCDE para personas con niveles más altos de estudios. Asimismo, 72% de las personas con educación media superior tiene empleo, en comparación con el promedio de la OCDE, que es de 74%, y 80% de las personas con educación superior tiene empleo, mientras que el promedio de la OCDE alcanza 83%. Si se compara a México con Corea, estos dos países mostraron tasas de desempleo más altas entre los adultos con educación superior (2.9% y 4.6%, respectivamente) que entre los adultos sin educación media superior (2.6% y 3.5%, respectivamente). De acuerdo con Gabriela Ramos, “a pesar de que los adultos mexicanos jóvenes han alcanzado niveles de educación más altos, los datos indican que son más vulnerables al desempleo”. En efecto, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en nuestro país los jóvenes, las mujeres y las personas de la tercera edad son los más vulnerables y más discriminados en el mercado laboral, al grado de que la mayoría se emplea en el sector informal. Según la OCDE, cerca de 44% de las mujeres con educación por debajo de la media superior tiene empleo, en comparación con 88% de hombres con ese mismo nivel educativo. Por otro lado, seis de cada 10 mujeres con educación media superior tiene empleo, en comparación con nueve de cada 10 hombres en estas condiciones. El secretario general de la OCDE, Angel Gurría, señaló que “la educación puede sacar a la gente de la pobreza y la exclusión social, pero para lograrlo necesitamos romper el vínculo entre entorno social y oportunidad educativa”. Luego alertó: “La mayor amenaza para el crecimiento inclusivo es el riesgo de que la movilidad social quede paralizada. Aumentar el acceso a la educación para todos y seguir mejorando las habilidades de la gente será fundamental para la prosperidad a largo plazo y en una sociedad más cohesionada”. El informe arrojó que los países de la OCDE gastan en promedio 9 mil 487 dólares por estudiante al año desde educación primaria hasta la superior. Sin embargo, los altos salarios de los maestros y bajas proporciones de estudiantes por profesor son a menudo los principales costos entre los diez países con el gasto más alto por estudiante en instituciones de educación secundaria y media superior.  

Comentarios