Habrían dejado desangrar a acribillados de Apatzingán

martes, 13 de enero de 2015
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- La madrugada del 6 de enero, pasadas las tres de la mañana, elementos de la Gendarmería desalojaron la presidencia municipal de Apatzingán que se encontraba tomada por diversos grupos de autodefensa desde el 22 de diciembre. Además, varios vehículos que estaban bajo resguardo fueron recuperados por miembros de la Policía Federal. Ya con el amanecer, cuando la Gendarmería y policías se llevaban los autos, varios hombres desarmados, según la versión de miembros de las autodefensas, intentaron recuperarlos. De acuerdo con la versión oficial, esa operación de rescate provocó un enfrentamiento entre los mismos integrantes de los grupos civiles del que resultaron varios muertos. En un video de 41 segundos de duración tomado después de la balacera y que acompaña esta información, se aprecia a varias personas tendidas en el asfalto, aparentemente sin vida. Sin embargo, en los segundos 5, 6, 7 y 8 de la grabación, se observa que al menos dos de los acribillados hacen movimientos, lo que podría indicar que no estaban muertos. [video width="420" height="236" mp4="http://www.proceso.com.mx/media/2015/01/normal_converted.mp4"][/video] Al respecto, la diputada local de Michoacán, Selene Vázquez declaró que la zona del enfrentamiento llevaba por lo menos 40 minutos acordonada, por lo que se puede inferir que “los dejaron desangrar y que la policía no les prestó ayuda. No sólo alteraron la escena colocando una escopeta y varios cartuchos de arma AR15 que no coinciden con las armas, además, los dejaron morir y no importa si son o no delincuentes, no se puede dejar morir a nadie”.

Comentarios