Peña insiste: No debemos "quedarnos atrapados" en el caso Ayotzinapa

martes, 27 de enero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Con la afirmación por delante de que su gobierno destina más recursos a educación superior que la anterior administración, el presidente Enrique Peña Nieto se refirió a las desaparición de 43 normalistas en septiembre pasado, no sin antes asegurar que desplegó un “esfuerzo sin precedente” de búsqueda e investigación. “Estoy convencido de que este instante, este momento en la historia de México, de pena, de tragedia y de dolor no puede dejarnos atrapados. No podemos quedarnos ahí”, dijo. Las declaraciones del mandatario ocurren un día después de la jornada global de protestas por la desaparición de los normalistas, ocurrida el pasado 26 de septiembre, y mantienen el tono asumido en sus discursos desde el 4 de diciembre, cuando en Coyuca de Benítez, Guerrero, llamó a “superar” lo ocurrido en Iguala. “Tenemos que darle atención, tiene que haber justicia; tiene que haber castigo para aquellos que fueron responsables de estos hechos lamentables, pero tenemos que asumirnos en el derrotero de seguir caminando para asegurar que México tenga un mejor porvenir”, expresó hoy. Peña Nieto encabezó un encuentro, en la residencia oficial de Los Pinos, con la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), organismo que integra a rectores y directivos de todo el país, titulado “Diálogo por la educación superior”. Durante el acto, previo al discurso del presidente, el rector de la UNAM, José Narro Robles, había expresado una postura sobre lo ocurrido a los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa: “Nadie en su sano juicio puede permanecer indiferente ante los horrores que afectaron hace cuatro meses a estudiantes de Ayotzinapa y a la población de Iguala, acontecimientos que han impactado la conciencia nacional y que nos siguen afligiendo”, dijo. Fue Narro quien expresó que el país no puede quedar atrapado en “este triste instante de la historia”, para luego añadir que si bien, entiende el duelo, el coraje y el dolor, también cree que la violencia es otra forma de injusticia. Lo expuesto por Narro Robles dio la pauta para que el presidente Peña Nieto abordara el asunto y exhortara a “avanzar con mayor entusiasmo, con confianza en nosotros mismos” y modelar un México mejor. Como hizo ayer en Altacomulco, Estado de México, cuando subrayó que su gobierno ha tenido avances “que se olvidan pronto”, esta vez sostuvo que “es digno reconocer avances” pero también lo mucho que falta por hacer. Luego, agregó: “Pero lo importante es no quedarnos parados, paralizados y estancados, sino siempre dispuestos a seguir avanzando y caminando, en pos de eso que tanto deseamos para bien de la presente sociedad y de las futuras generaciones”. A lo largo de su intervención, Peña Nieto destacó diferentes indicadores y acciones desplegadas a partir de la reforma educativa impulsada por su gobierno. Aseguró que su objetivo sexenal es pasar de 34 a 40% en cobertura de educación superior. También recordó que el presupuesto para 2015 en educación superior es 52 mil millones de pesos más de lo que se destinó en 2012, y presumió el incremento en 74% del fondo de becas para dar un total de 682 mil beneficiarios. Al acto asistieron el embajador de Estados Unidos, Anthony Wayne; el secretario de Educación, Emilio Chuayffet, e integrantes de gabinete, además de rectores y directores de universidades e instituciones de educación superior.

Comentarios